F-1

El Mercedes que ha enfadado a Red Bull

El equipo alemán, que ha escondido su coche hasta última hora, arranca los entrenamientos en Barein con un diseño revolucionario. El equipo energético afirma que son ilegales y quiere denunciar

El Mercedes W13 "B", hoy en Bahrein durante sus primeras vueltas de pretemporada con un panel de sensores para analizar la aerodinámica
El Mercedes W13 "B", hoy en Bahrein durante sus primeras vueltas de pretemporada con un panel de sensores para analizar la aerodinámica FOTO: Mercedes Mercedes Benz

Siempre que la Formula 1 estrena reglamento técnico, los equipos se tienden trampas los unos a los otros. Quieren evitar el espionaje y que los rivales no puedan copiar sus revolucionarias soluciones. O al menos, darles el menor tiempo posible. Eso es lo que ha hecho durante este tiempo Mercedes, que en la primera tanda de entrenamientos libres de pretemporada en Barcelona hace dos semanas se presentó con un coche ciertamente convencional, alejado del concepto de Red Bull y hoy, para sorpresa, ha estrenado un coche muy diferente sin apenas pontones.

Los laterales de los monoplazas son una pieza clave para que el coche refrigere bien, pero representan un “problema” aerodinámico. Pues Mercedes ha reducido casi a la mínima expresión esta parte del coche y por tanto se espera que gane mucha velocidad en curva, algo que no ha gustado a Red Bull, cuyos responsables ya afirman que puede ser ilegal por no cumplir el espíritu de la norma por cuestiones de seguridad (impacto lateral). El Mercedes ha salido a pista hoy por la mañana a las 08:02h y poco tiempo después el director técnico de Red Bull ya tenía en su ordenador fotos de altísima resolución para analizar cada detalle y preparar una posible reclamación. La otra cuestión es que los equipos pueden copiar soluciones, pero esto hay que adaptarlo al conjunto del coche y en muchas ocasiones puede ser totalmente incompatible o perjudicar a otros aspectos del monoplaza.

Según Mercedes, el diseño cuenta con la aprobación de la FIA, ya que los equipos pueden realizar consultas técnicas a la Federación antes de continuar con el desarrollo. Poco después de arrancar la segunda tanda de entrenamientos en Bahrein y mostrar su nuevo coche, el equipo ha publicado un tuit en el que anunciaba de forma irónica que había “actualizado” su coche.