El Grupo Volkswagen, sostenido por la solidez de sus marcas y su financiera

El primer fabricante mundial de automóviles ya tiene la mirada puesta en 2019 tras un arranque positivo de año.

El primera fabricante mundial de automóviles, el Grupo Volkswagen, ha vuelto a mostrar músculo en la presentación anual de resultados con un cierre del ejercicio fiscal 2018 nuevamente beneficioso, gracias a la solidez de sus marcas y de sus servicios financieros, y con la ampliación de su ambicioso plan de transformación a la movilidad eléctrica y a la descarbonización completa del Grupo en el año 2050.

Herbert Diess, presidente de Volkswagen AG, ha sido rotundo en la Conferencia Anual de resultados celebrada en su cuartel general: “2018 ha sido un año exitoso para el Grupo Volkswagen. Nos hemos desenvuelto muy bien a pesar de los fuertes vientos en contra. Las marcas de nuestro Grupo trabajaron muy duro para ayudar a lograr este resultado. Ahora debemos redoblar nuestros esfuerzos, acelerar el ritmo y continuar resueltamente la transformación que hemos comenzado".

Los grandes datos muestran una facturación de 235.800 millones de euros , 6.300 millones más que el año anterior y un beneficio operativo antes de extraordinarios de 17.100 millones de euros que se mantiene al mismo nivel que el año precedente, en tanto la liquidez neta de la División de Automoción mantiene su solidez, con 19.400 millones de euros, aunque en 2017 la cifra se situaba en 22.400 millones de euros.
Con estos datos, el Comité Ejecutivo y el Consejo de Administración del Grupo Volkswagen proponen incrementar el dividendo a 4,80 (3,90) euros por acción ordinaria, ante los 3,90 euros de 2017 y a 4,86 euros por acción preferente, frente a los 3,96 euros del año anterior.
Pero el Grupo Volkswagen ya tiene la mirada puesta en 2019, tras un arranque del año positivo. El Grupo prevé un ligero aumento de las ventas respecto al año pasado, un incremento de la facturación en hasta un 5% y una rentabilidad operativa entre el 6,5% y el 7,5%
Respecto a la evolución de 2018, por marcas, el rendimiento de Volkswagen Passenger Cars aumentó sus ingresos por ventas en un 6,8% a 84.600 millones de euros, con un beneficio operativo antes de partidas especiales de 3.200 millones de euros.

En Volkswagen ha tenido que afrontar desafíos por la adaptación a la nueva norma de homologación de emisiones WLTP y un negativo impacto por un nuevo aprovisionamiento por los efectos del denominado ‘dieselgate’, en este caso de 1.900 millones de euros, antes los 2.900 provistos en 2017.

En Audi, que incluye los rendimientos de Lamborghini y Ducati, los ingresos por ventas ascendieron a 59.248 millones de euros (59.789 millones en 2017), un 0,9% menos, en un entorno de mercado difícil. El beneficio operativo antes de partidas especiales ascendió a 4.705 millones de euros, un 7% menos que en 2017 (5.058 millones ).

Audi generó una ganancia operativa antes de especiales del 7,9% (8,5% en 2017). Los especiales que resultaron del asunto del diésel ascendieron a 1.200 millones de euros en 2018, cuando la cifra fue de 400 millones el año anterior.

Skoda tuvo unos ingresos por ventas de 17.300 millones de euros, un 4,4% más que en 2017, en tanto las ganancias operativas cayeron en un 14,6% a 1.377 millones de euros. La disminución se debió principalmente a los efectos negativos del tipo de cambio, los impactos negativos del WLTP, el aumento de los costos de personal y los mayores gastos iniciales para nuevos productos.

Mientras tanto, el crecimiento en ventas por unidad, la optimización del costo del producto y la mejora en el posicionamiento de los precios tuvieron un impacto positivo.

La marca Bentley generó ingresos por ventas de 1.500 millones de euros en el período del informe, una disminución del 16%, con un resultado operativo que cayó a -288, frente a los positivos 55 millones de euros del año anterior, impactado principalmente por los retrasos en la puesta en marcha del nuevo Continental GT y la reestructuración del fondo de pensiones, así como los efectos del tipo de cambio. El retorno operativo sobre las ventas ascendió a un –18,6% (3% en 2017).

El año fiscal 2018 volvió a ser de éxito para Porsche, con unos ingresos por ventas generados que aumentaron un 9,2%, a 23.700 millones de euros. El beneficio operativo aumentó un 2,7% interanual hasta los 4.100 millones de euros. En 2018, el rendimiento operativo de las ventas se ubicó en 17,4% (18,5%).

Con 11.900 mil millones de euros, los ingresos por ventas de Volkswagen Vehículos Comerciales en el último año fiscal se mantuvieron al mismo nivel que el año anterior. El resultados operativo disminuyó a 780 millones de euros (853 en 2017), principalmente como resultado de un mayor gasto inicial para nuevos productos, tendencias desfavorables del tipo de cambio y los desafíos derivados del WLTP. En consecuencia, el rendimiento operativo de la marca en las ventas fue de 6,6% (7.2% en 2017).

La marca Scania incrementó sus ingresos por ventas a 13.400 millones de euros, 12.800 millones en el año fiscal 2018, con una mejora del resultado operativo en un 4,4% por ciento a 1.300 millones de euros. El rendimiento operativo de la marca en las ventas se mantuvo sin cambios respecto al año anterior, con un 10,1%.

Impulsados ​​por volúmenes más altos, los ingresos por ventas en vehículos comerciales MAN en 2018 ascendieron a 12.100 millones de euros, superando la cifra del año anterior en un 9.2%. Como resultado del gasto asociado con las actividades de reestructuración en la India, el beneficio operativo disminuyó a 332 millones de euros (362 en 2017). El rendimiento operativo de la marca en las ventas fue del 2,7% (3.3% en 2017).

En Power Engineering , MAN registró un aumento en los ingresos por ventas a 3.600 (3.300 en 2017). Al igual que en el año anterior, el beneficio operativo se situó en 193 millones de euros. El retorno operativo sobre ventas se ubicó en un 5,3% (5,9% en 2017).

Volkswagen Financial Services generó unos ingresos por ventas de 32.800 millones de euros en el último año fiscal, superando así el nivel del año anterior en un 2,9%. Las ganancias operativas aumentaron en un 6,2% a 2.600 millones de euros, un nuevo récord. El aumento se debió principalmente al crecimiento del negocio.