Murcia

Sociedades científicas sanitarias creen que el “pin parental” pone en riesgo la salud de los escolares

“Algunos de los programas evitan el consumo temprano de tóxicos así como enfermedades de transmisión sexual y embarazos en adolescentes”

Las sociedades científicas sanitarias de la Región de Murcia firmantes y la ADSP-RM han manifestado a través de un comunicado conjunto que la aplicación del llamado “pin parental” por el que los padres podrían vetar que sus hijos reciban educación en los centros escolares sobre determinados contenidos “pone en riesgo la salud integral de los escolares de la Región de Murcia”.

A su juicio, son varios los programas que desde el sector sanitario público y desde distintas asociaciones se ofrecen al sector educativo como apoyo en su importante labor de educar. Programas de promoción de la salud y prevención de consumo de tabaco, alcohol y otras drogas, formación en reanimación cardiopulmonar básica, educación para unas relaciones afectivo sexuales saludables y respetuosas con la diversidad fomentan hábitos, habilidades y relaciones saludables entre los escolares.

“Algunos de los programas citados evitan el consumo temprano de tóxicos así como enfermedades de transmisión sexual y embarazos en adolescentes”. Por ello, aseguran que el “pin parental” representa una “desconfianza hacia la educación pública y sus profesionales” dado que los programas y acciones citados representan “una cooperación necesaria de distintos sectores como es el sanitario y sus profesionales con el sector educativo, muy valorada por los educadores que junto con los padres son los últimos responsables de la educación de los niños y jóvenes murcianos”.

También consideran que el veto “cuestiona y pone en riesgo el desarrollo de los programas así como la importante labor que han iniciado desde los centros de salud las 13 enfermeras escolares ya contratadas para los centros de salud y que habrán de seguir aumentando”.

En este sentido, “y más allá de cualquier ideología y pacto político”, las organizaciones firmantes “cuyo fin no es otro que defender unos servicios públicos que respondan a las necesidades en salud” de los ciudadanos han solicitado al gobierno de la Región de Murcia que no aplique el “pin parental” y que, por el contrario, fomente los apoyos de distintos profesionales a los educadores en su trascendente labor.

El comunicado remitido ha sido firmado por la Sociedad Murciana de Enfermería Familiar y Comunitaria (SEAPREMUR), la Asociación de Enfermería Comunitaria (AEC), la Asociación de Pediatría Extrahospitalaria y de Atención Primaria de la Región de Murcia (APERMap), la Asociación de Matronas de la Región de Murcia (AMRM), y la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de la Región de Murcia (ADSP-RM).