UGT denuncia la espera de los usuarios fuera de los centros de salud con las altas temperaturas

"La inmensa mayoría son personas mayores o enfermas, muchas con problemas de movilidad y de salud graves", lamenta el sindicato

UGT ha denunciado públicamente que la Consejería de Salud ha impuesto protocolos de seguridad por la COVID-19, sin tener en cuenta a los usuarios de los centros, a los que obliga a esperar fuera del centro, soportando altas temperaturas, zonas sin sombra ni agua fresca y sin sillas donde sentarse mientras esperan su turno”.

En este sentido, el sindicato advierte que “la inmensa mayoría son personas mayores y/o enfermas, muchas con problemas de movilidad y de salud graves, que tienen que soportar esperas de larga duración expuestos a los rigores del calor, estando en el mes más riguroso”.

La imagen se repite todos los días, desde las 8.00 de la mañana en todos los centros de salud regionales, con "decenas de personas haciendo cola en la puerta de los centros de salud, para consultas médicas, extracciones de sangre, recibir tratamientos como Sintrom, metadona, etc., sin sillas para poder sentarse, sin sombra, y aguantando altas temperaturas conforme avanza la mañana", añade UGT.

El sindicato admite que los protocolos de seguridad que ha impuesto el Servicio Murciano de Salud para evitar aglomeraciones en los centros de salud regionales "están sirviendo para controlar la pandemia y evitar nuevos contagios por Covid-19, pero también están teniendo consecuencias no deseadas entre la población, sobre todo población enferma y personas mayores".

Las quejas no se han hecho esperar, puesto que el SMS "no ha previsto nada en este sentido para que las cientos de personas que a diario van a cada centro de salud de la región no sufran los rigores del calor y puedan esperar y mantener las distancias de seguridad mientras esperan ser llamados a su consulta", añade.

"Usuarios ya han rehusado asistir al centro de salud por no poder aguantar de pie tanto tiempo, personas con patologías graves que asisten a su ambulatorio en busca de recetas o consultas médicas que postergan su asistencia, sin olvidar a aquellas personas con tratamientos crónicos que casi a diario tienen que asistir a recibir su medicación y que lo han de hacer soportando altas temperaturas y esperas de pie prolongadas", subraya UGT.

En este sentido, el sindicato ha pedido tanto al Servicio Murciano de Salud y a Salud Pública "que tomen decisiones inmediatamente, porque esta situación se va a prolongar al menos todo el verano, e instalen zonas de sombra y lugares donde sentarse mientras esperan, con las debidas medidas de seguridad (aforo máximo y distancia entre personas), así como informar de las medidas preventivas de cara a la prevención del golpe de calor, deshidratación, lipotimias, mareos, etc".

"Muchas de esas medidas podrían incluso consensuarse con los propios Ayuntamientos, como sería instalar sombrajes provisionales y sillas, e indicar con cartelería las medidas preventivas por los riesgos asociados a las altas temperaturas", ha indicado. De hecho, le consta que "varios ayuntamientos de la región ya han pedido a Salud Pública que solucione esta situación".

Coincide que estos días el Instituto de Seguridad y Salud Laboral de la Región de Murcia vuelve a publicar el folleto con indicaciones preventivas frente al golpe de calor, indicando medidas para evitar que suceda. “Sería bueno que tomase buena nota de sus propias recomendaciones de cara a la población cuyo estado de salud es más precario y tener una perspectiva más humanitaria ante las circunstancias que nos está tocando vivir por culpa de la pandemia mundial”, ha concluido.