Paralizar el trasvase Tajo-Segura acabará con 40.000 empleos en el Campo de Cartagena, según un estudio

La Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena alerta de consecuencias económicas de una potencial reconversión de los cultivos a secano

La Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena ha alertado de las consecuencias “desastrosas” para la región si se paraliza el trasvase Tajo-Segura, según informaron fuentes de esta organización en un comunicado.

Ante las “acusaciones” del Partido Popular de Murcia respecto a una hipotética hoja de ruta del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico para poner fin a la infraestructura hidráulica, la Comunidad de Regantes recuerda que el trasvase es el “pilar fundamental para el desarrollo agrícola de la zona”.

“El regadío aporta más de 40.000 empleos directos e indirectos a la comarca, que podrían estar en serio peligro si se mantiene esa hoja de ruta”, denuncia Manuel Martínez, presidente de la Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena.

Consecuencias “catastróficas”

El presidente de la Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena recuerda el “impacto positivo” que supuso la conversión de secano a regadío del Campo de Cartagena. “Tenemos uno de los regadíos más tecnificados y productivos del mundo con una importante industria agroalimentaria asociada”, señala Martínez.

Además, “somos un sector potenciador tanto de las exportaciones nacionales, generador de empleo y riqueza como dinamizador de la actividad social del entorno que a su vez ayuda a fijar población en los territorios”, añade.

Por ello, “la reconversión de cultivos a secano tendría consecuencias catastróficas para la agricultura de la zona y para el bienestar de la población”, augura el presidente de la Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena.

Las aguas del trasvase son más sostenibles para la agricultura

“Sin el trasvase la situación para el regadío es insostenible”, alerta Juanjo Martínez, catedrático de Agricultura Sostenible de la Universidad Politécnica de Cartagena.

El experto reivindica la agricultura del Campo de Cartagena como una de “las más rentables y competitivas de España”. Sin embargo, “existe un claro desequilibrio entre la oferta de recursos hídricos y la demanda de la comarca”, denuncia.

El catedrático sostiene que los recursos hídricos del Campo de Cartagena proceden de fuentes de diversa calidad, siendo las aguas del trasvase “las más adecuadas”, ya que las aguas desaladas, subterráneas y procedentes de depuradoras de aguas residuales “presentan una alta conductividad eléctrica que no las hace aptas para el riego”.

“La mezcla de aguas del trasvase con aguas desaladas evita posibles problemas agronómicos por el uso de estas últimas y permite que el coste final para el agricultor sea más asumible que si solo empleara agua salinizada”, detalla.

En ese sentido, el experto en Agricultura Sostenible asegura que el uso del agua del trasvase es más eficiente para la actividad agrícola. “El consumo de energía es cuatro veces superior si se utiliza agua salinizada”, explica.