Los hosteleros murcianos se suman a la reclamación nacional de un plan de rescate del sector

Una gran caravana de coches, furgonetas y camiones se ha manifestado por las calles de la capital hasta llegar al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo

Una pequeña representación de la Federación Regional de Empresarios de Hostelería y Turismo de la Región de Murcia (Hostemur), encabezada por su presidente, Jesús Jiménez, se ha sumado este martes a la caravana reivindicativa que ha recorrido Madrid para reivindicar un plan estratégico de rescate de la hostelería.

La caravana ha sido organizada por la Confederación Empresarial de Hostelería de España (CEHE), entidad que representa a más de 270.000 empresas que integran el sector estatal, según informaron fuentes de Hostemur.

Una gran caravana de coches, furgonetas y camiones representando a toda la cadena de valor del sector hostelero, se ha manifestado por las calles de la capital del país y ha culminado su protesta delante del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. “La inclusión en la prórroga de los ERTEs del sector hostelero es una medida positiva, pero no es suficiente”, indica Jiménez.

Esta protesta se ha realizado en la misma línea que la desarrollada en Murcia el pasado viernes 11 de septiembre, que contó con la asistencia de unos 1.000 vehículos.

“Necesitamos medidas que nos ayuden a sobrevivir. Nos estamos partiendo el alma para mantener vivo el sector, para seguir manteniendo los miles de puestos de trabajo que dan de comer a tantas familias. La administración tiene que poner de su parte para que la hostelería no muera a causa de esta pandemia. En ese límite estamos”, señalan los hosteleros.

“A la quiebra"

El sector se encuentra en un momento en el que cientos de empresas han ido ya a la quiebra ante la dureza de la crisis económica y las restricciones impuestas por las administraciones, según Hostemur.

Y con ellas miles de trabajadores se han quedado sin empleo, en un panorama en el que otras “muchísimas, entre ellas todo el ocio nocturno, penden de un hilo”, según sentencia el presidente de la patronal.

“Pedimos ayudas, directas y a fondo perdido, y que se amplíen los ERTE más allá del 31 de enero porque para entonces no se habrá superado esta crisis”, manifiesta Jiménez. “Y que nos dejen trabajar”, solicita, en referencia a la multitud de restricciones impuestas al sector y que se están demostrando ineficaces para frenar los contagios.

Por todo esto, la hostelería española reclamará que se destinen parte de los fondos europeos a reconstruir su sector, uno de los más afectados por la pandemia.