Los hosteleros murcianos tachan de “insuficiente” el plan de ayudas del Gobierno central

Hostemur reclama la puesta en marcha de medidas que aseguren un plan de rescate urgente en coordinación con las comunidades

Marcial GuillénEFE

La Federación Regional de Empresarios de Hostelería y Turismo de Murcia, Hostemur, ha tildado de “insuficiente” el plan aprobado por el Consejo de Ministros para ayudar al sector, y ha criticado que esté “muy alejado” de los impulsados en otros países comunitarios como Francia, Italia y Alemania.

Creemos que las medidas son insuficientes. La ministra de Industria, Comercio y Turismo no ha cumplido con su compromiso de activar un plan de rescate con ayudas directas que permita a los profesionales sobrevivir ante esta complicada situación”, ha señalado Jesús Jiménez, presidente de la patronal murciana.

Según Hostemur, el sector no comprende la falta de ayudas directas en el plan del Gobierno, más teniendo en cuenta lo aprobado en otros países de Europa, donde el sector turístico tiene un peso mucho menor en el Producto Interior Bruto (PIB) o en generación de empleo en comparación con España.

En este sentido, ha recordado que Alemania ya ha puesto en marcha ayudas directas de más de 10.000 millones de euros, además de aprobar reducciones de IVA y medidas de fomento a la demanda, mientras que Francia ha sacado adelante bonos al consumo y concede ayudas directas por 10.000 euros por establecimiento.

“Escaso de contenido”

Jiménez ha indicado que el borrador del Real Decreto aprobado este martes por el Consejo de Ministros implica a cinco ministerios, pero “es muy escaso en cuanto a contenido”.

Entre las medidas anunciadas está la obligación de los grandes tenedores de inmuebles -los que tienen en propiedad más de diez locales arrendados- a aplicar una rebaja del 50% en los alquileres durante el tiempo que dure el estado de alarma, posibles prórrogas, y cuatro meses adicionales más.

Hostemur ha apuntado que esta medida no afectará más que al 3% del sector hostelero, lo que, a juicio del presidente de la Hostelería en España, José Luis Yzuel, demuestra que “el plan se queda corto y cojo y deja desprotegidas a miles de familias que dependen del sector”.

En cuanto a los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), se aprueba la extensión de los adoptados por fuerza mayor, incorporando a bares y restaurantes). “Nos alegra que en esta ocasión se tenga en cuenta nuestra incorporación, pero faltan detalles importantes y habrá que leer bien la letra pequeña”, ha apuntado Yzuel tras recordar que hay trabajadores del sector que aún no han cobrado.

Ayudas tributarias

A estas medidas, se añaden otras en materia tributaria pero “no se incorpora ninguna ayuda directa para un sector que solamente en el mes de diciembre, debido a las restricciones de las distintas por Comunidades Autónomas, sufrirá una pérdida de negocio de 6.000 millones de euros”.

Además, el sector ha considerado que si el Gobierno no pone en marcha un plan de ayudas directas “con los 8.500 millones de euros que son necesarios para rescatar al sector, nos iremos a un escenario de pérdida de más de un millón de empleos, entre directos e indirectos, y el cierre de 100.000 establecimientos”.

Igualmente, ha reclamado la puesta en marcha de medidas que aseguren “de verdad” un plan de rescate urgente en coordinación con las comunidades autónomas y la administración local que aplique medidas económicas paliativas.

Este plan debe incluir, en opinión del sector, la moratoria automática con ampliación de los periodos de carencia de la devolución de los principales crédito; la modificación de la regulación de alquileres, que contemple las circunstancias de estado de alarma, toque de queda o regulación asimilada y pandemia; extender como mínimo hasta junio de 2021 la aplicación de los ERTE, aumentando la cobertura y simplificando la gestión, así como derogar la cláusula del mantenimiento del empleo en los seis meses siguientes a la reanudación de la actividad e impulsar acciones de reactivación de la demanda.

Además, los hosteleros han puesto de relieve que la negativa del Gobierno central a hacerse cargo de las ayudas directas “generará mayor desigualdad entre la situación que sufrirán unos hosteleros u otros en función de la comunidad autónoma donde vivan”.

“El gobierno está realizando una dejación de funciones en este tema, lo que supone una sentencia de muerte de miles de negocios hosteleros. Si este es todo el plan, podría desaparecer el 40% del sector, sentimos una decepción profunda”, ha asegurado el presidente de Hostelería de España.