El PSRM exige a López Miras que contrate de nuevo a los 1.500 docentes que despidió en junio

Además, pide cribados masivos en los colegios con test de antígenos

Una profesora toma la temperatura de una alumna en el aula del colegio Reina Sofía de Totana.
Una profesora toma la temperatura de una alumna en el aula del colegio Reina Sofía de Totana. FOTO: Marcial Guillén EFE

El secretario de Educación, Formación Profesional y Universidades del PSRM y diputado regional, Antonio José Espín, ha exigido al presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, que “contrate a los 1.500 docentes que despidió en junio” e impulse “todas las medidas necesarias” para que los centros educativos “sean espacios seguros a la vuelta de las vacaciones de Navidad, ante la sexta ola de Covid”.

“Ante el importante incremento de contagios en esta sexta ola de la pandemia, que tiene una incidencia clara en los centros educativos de la Región, superando a la de otras olas anteriores, exigimos a López Miras que aproveche los últimos días de vacaciones educativas para organizar una vuelta segura a las aulas en el segundo trimestre del curso”, ha señalado Espín.

En un comunicado remitido por el PSRM-PSOE, Espín ha destacado que los centros educativos “deben permanecer abiertos, garantizando una adecuada atención presencial a todo el alumnado, siempre y cuando las circunstancias lo permitan”, para lo que el Gobierno regional “tiene que recuperar todas las medidas de refuerzo que eliminó al inicio del curso, a diferencia de otras comunidades autónomas”.

“Desde el PSOE ya avisamos de que el despido de los 1.500 docentes era un completo error. López Miras fue el único presidente autonómico que decidió prescindir de este profesorado de refuerzo, tan necesario en la única comunidad que estuvo en régimen de semipresencialidad el pasado curso, y no han pasado ni tres meses para que las circunstancias nos den la razón”, ha remarcado al respecto.

En este sentido, ha señalado que, durante las últimas semanas del primer trimestre, “los centros educativos se han visto desbordados por el imparable aumento de profesorado contagiado o en aislamiento, los pocos recursos humanos con los que cuentan y la inexplicable tardanza de la Consejería en cubrir las bajas médicas docentes”.

El diputado socialista ha explicado que la contratación inmediata de estos 1.500 docentes “debe servir para desdoblar los grupos más numerosos, de manera que pueda reducirse el número de alumnos y alumnas por aula y así disminuir el riesgo de contagio, además de atender las necesidades derivadas de la pandemia en los centros y garantizar la adecuada atención educativa del alumnado que se encuentre en cuarentena”.

Acelerar la vacunación pediátrica

“Igualmente, las consejerías de Educación y Salud, deben planificar la realización de cribados masivos con test de antígenos en los centros educativos, tal como se están haciendo estos días en los diferentes municipios de la Región, de forma que puedan identificarse posibles casos asintomáticos y evitar nuevos brotes. Y algo especialmente importante, aprovechando estos días de vacaciones, es acelerar la vacunación pediátrica y la inoculación de las terceras dosis entre los docentes en activo”, ha precisado.

Según el parlamentario socialista, “esto debe ir acompañado de otras medidas de seguridad sanitaria de las que el Gobierno regional decidió prescindir en septiembre, como la ampliación de los servicios de limpieza y desinfección en los centros o la adquisición de materiales de protección ante el Covid, atendiendo las particularidades de cada centro”.

“Además, exigimos a la consejera de Educación que articule todos los mecanismos para acelerar los procesos de sustitución de docentes por baja médica o en aislamiento, para que, desde el primer día, todos los grupos de alumnos y alumnas queden cubiertos y pueda darse también una correcta atención online al alumnado en cuarentena”, ha añadido.

Finalmente, Espín ha asegurado que “ya no hay excusas ni tiempo que perder”. Por ello, ha incidido en que “a menos de 7 días para comenzar el segundo trimestre, el Ejecutivo de López Miras debe organizar una vuelta segura a las aulas, con todas las medidas que eviten que los centros puedan ser focos de contagio y garanticen el derecho del alumnado a recibir una educación de calidad, adaptada a las circunstancias”.

“Tenemos la nefasta experiencia del pasado curso, sería imperdonable volver a repetir los mismos graves errores”, ha concluido.