Dinero y PAC
foto-autor

Cuatro palabras van a estar en el centro de los debates que se realicen en la Unión Europea durante las próximas semanas: dinero, PAC (Política Agrícola Común), Berlín y Bruselas. Todas ellas se encuentran muy relacionadas. Por ejemplo, este viernes tendrá lugar en Bruselas una reunión informal de los Jefes de Estado y de Gobierno para hablar de manera más distendida sobre el dinero con el que contará el Marco Financiero para el periodo 2021-2027 y su distribución. Se trata del primer encuentro para tratar de este asunto muy delicado, en el que estarán muy pendientes de lo que ha sucedido en Berlín para formar gobierno en Alemania. De todo lo anterior dependerá, ni más ni menos, que el dinero que haya para financiar la PAC en el futuro y la cantidad de «pasta» que llegue al bolsillo de los agricultores y ganaderos en esos años en concepto de ayudas. Como paso previo a este encuentro, la Comisión Europea presentó un documento la semana pasada, en el que plantea tres posibles alternativas para el dinero de la PAC.

La primera, y menos mala, es el mantenimiento de los fondos actuales, para lo que es necesario que los Estados miembros decidan al mismo tiempo incrementar los recursos propios de la Unión Europea y el dinero que aportan a las arcas comunitarias. La segunda es un recorte del 15 por ciento en el presupuesto destinado a financiar la PAC. La tercera recoge un «tajo» del 30 por ciento, lo que, según la propia Comisión, podría suponer una caída de la renta agraria de hasta el 10 por ciento en muchas zonas de la Unión Europea. Habrá que esperar a mayo, cuando la Comisión presente sus propuestas concretas para conocer las cifras exactas. Será el principio de la negociación formal. Hasta entonces toca seguir muy de cerca lo que suceda en Alemania. Hace unas semanas querían poner más dinero en las arcas comunitarias. Ahora han caído en desgracia los más europeístas y las cosas no están tan claras.