Suiza entierra calzoncillos para conocer su suelo

Participan 1.000 agricultores y jardineros distribuidos «por toda Suiza

Los participantes en el estudio suizo reciben ropa interior para enterrarla
Los participantes en el estudio suizo reciben ropa interior para enterrarlaDPA vía Europa Press

Llevan a cabo «probablemente el mayor proyecto de ciencia ciudadana que evalúa la calidad y la salud del suelo» suizo, explica Marcel van der Heijden, investigador de Agroscope al frente de este curioso estudio. Participan 1.000 agricultores y jardineros distribuidos «por toda Suiza (de este a oeste y de norte a sur)». Lo más llamativo es que la pieza clave de esta exhaustiva investigación es un par de calzoncillos. Los suizos han enterrado 2.000 gayumbos para conocer el estado de sus tierras. «Cada participante recibió dos piezas de ropa interior», es decir dos calzoncillos estándar «para que las cosas se puedan comparar y sean científicamente sólidas y cotejables», indica Van der Heijden. «También recibirán bolsitas de té», ya que es «una herramienta más generalizada y estandarizada para evaluar la degradación y la calidad del suelo». Además, «los participantes nos enviarán muestras de suelo que serán analizadas en el laboratorio (incluido el análisis molecular, para evaluar la riqueza bacteriana y fúngica de la tierra». Los participantes «recogerán» dos veces la ropa interior y las bolsitas de té: al mes y al cabo de dos meses. «Harán fotografías y evaluaremos la descomposición de los slips y las bolsitas como una estimación de la calidad del suelo». ¿Y cómo se sabe si un terreno es bueno? «Cuanto más descomposición, mejor será la calidad del suelo, esa es la hipótesis del proyecto». Al preguntarle al profesor e investigador por qué se han usado calzoncillos, Van der Heijden reconoce que es una prenda que «está ampliamente disponible». Asimismo, «la ropa interior de algodón es adecuada porque el algodón es un producto natural y se descompone bajo tierra (es consumido por microbios, etc.)». El científico expone que «la idea y el objetivo principal es concienciar al público general, de una manera divertida e inspiradora, de la importancia del terreno y la biodiversidad del suelo como recurso». Y es que la tierra «es muy importante para producir nuestros alimentos, filtrar nuestra agua potable, almacenar carbono, contra el cambio climático, etc». Van der Heijden contextualiza que además desean obtener «una descripción general de la calidad del suelo en Suiza y evaluar los factores que son importantes para la buena calidad del suelo».

Por cierto que si alguien se quiere animar a conocer el estado del terreno en el que vive, puede hacerlo. Lo único que aconseja el investigador es que las prendas sean 100% algodón, pues por ejemplo los plásticos no se desintegran. Asimismo, el científico avanza que «estamos considerando organizar esto en Europa y tener un experimento piloto que también incluya a investigadores españoles. Todavía tenemos que decidirlo porque requiere mucha coordinación y organización».