Don Messi

Yo recuerdo cuando mi padre me hablaba de Kubala o Di Stéfano, dos jugadores que marcaron una época. Pues yo podré contar que viví la etapa extraordinaria de don Lionel Messi, al que la directiva presidida por Joan Gaspart, de la que formé parte, fichó con tan sólo doce años, con el visto bueno de Charly Rexach, al que había traído José María Minguella y que se ha convertido en el mejor jugador, estoy seguro, de la historia, pues con tan sólo 25 años ya ha batido casi todos los récords. Ayer superó el de «Torpedo» Müller, con 86 goles en un año natural. Y aún le quedan dos partidos de Liga por jugar y uno de Copa, por lo que puede dejar su récord en inalcanzable.

Buen partido el del Benito Villamarín, uno de los pocos campos que no se le dieron bien a Guardiola. Nunca pudo ganar ahí, ni en Liga ni en Copa del Rey. Tito Vilanova vengó a Pep. Para más inri, en uno de los tres campos en donde ha perdido el Real Madrid esta temporada, junto a Getafe y el Sánchez Pizjuán. En todos, el Barça ha conseguido los tres puntos, marcando la diferencia. La clave, una vez más, el gran Messi. Está siendo un placer estar viviendo una generación irrepetible, vuelvo a insistir, «made in» Masía. El Betis luchó, fue uno de los equipos que más trabajo nos han dado esta temporada y he de reconocer que Pepe Mel, además de buen técnico, es un señor del fútbol que ha hecho lo que ha podido contra esta máquina de hacer fútbol que es el Barça.