Tablas justas

Tito Vilanova no pierde detalle del Barça desde Nueva York, en donde le han instalado un dispositivo especial para ver todos los partidos, además de que sus segundos lo mantienen permanentemente informado. Ésa es la razón de que nada haya cambiado desde que Vilanova se fue a Nueva York para seguir su tratamiento y al que le deseamos lo mejor. La rutina es la misma, los horarios, los entrenamientos... Jordi Roura y Aureli Altimira lo han mantenido todo igual, como es lógico. Lo que funciona, no se toca. El resultado de seis partidos sin Tito ha sido bueno: cuatro victorias y dos empates, el del Real Madrid en Copa y el del Valencia.

Buen partido ayer en Mestalla, de poder a poder, con pocas ocasiones de gol, pero con una gran intensidad. El Valencia estuvo muy disciplinado y su defensa muy sólida, pues no dejó hacer al Barça su juego, lo que hubiera sido letal. El partido acabó en tablas, 1-1, con un buen gol de Banega y el otro de Messi en un penalti sin discusión. El encuentro estuvo abierto hasta el final. Quizás la clave fue Valdés, que estuvo inmenso, una vez más, con un paradón a Soldado al final de la segunda parte. Y también quiero destacar al gran correcaminos del Barça: Jordi Alba. Un gran jugador y un gran fichaje, que ha encajado perfectamente, lo cual no es fácil, en el esquema de Vilanova. No me extraña que sea un fijo en la Selección de Del Bosque, que para el miércoles en Doha ha convocado a diez jugadores del Barcelona, todo un récord.

Al final, el reparto de puntos fue justo. Pudo ganar cualquiera de los dos. Estoy seguro que tanto Valverde como Roura, visto lo visto, dan por buenas las tablas. La derrota del Madrid en Granada lo deja a 16 puntos del Barça. Creo que otro récord.