Opinión

Grecia gana tiempo... y logra fondos de la UE

La Razón
La RazónLa Razón

Atenas no quiere irse de la UE. Ése ha sido el único objetivo del Gobierno de Tsipras a la hora de negociar el nuevo «rescate» heleno. A cambio, se compromete a luchar contra la corrupción y el fraude fiscal, así como a contener el gasto. Unos «trabajos» que cualquiera situaría en el buen gobierno de todo Ejecutivo. El Gobierno griego, además, deberá hacer frente a sus compromisos y pagos o quedarse sin fondos el próximo día 28. No cabe otro final, aunque ello entrañe una crisis de gobierno. Griego, claro.