Opinión

La farsa de Artur Mas llega a su fin...

La Razón
La RazónLa Razón

Artur Mas ha agotado ya los plazos que él mismo se marcó para celebrar el referéndum separatista del 9-N: ni ha publicado el censo electoral en tiempo y forma, ni ha tramitado el voto anticipado, ni ha cerrado el registro de votantes extranjeros. El desastre técnico hace inviable la consulta y deja en evidencia al presidente de la Generalitat, quien ayer insistía ante la militancia nacionalista en seguir con el engaño. Lo cierto es que la farsa de Mas ha llegado a su fin y es cuestión de horas que la función eche el cierre.