Opinión

Por la salud de los niños de Venezuela

La Razón
La RazónLa Razón

El hundimiento económico de Venezuela tiene nombres y apellidos. Se ceba, como siempre, en los más débiles, en aquellos niños con dolencias graves que esperan en un hospital medicinas o un trasplante. Hoy contamos en nuestras páginas de Internacional la dolorosa historia de esos pequeños que esperan una médula ósea o de aquellos padres que tuvieron que comprar a través de las redes sociales medicinas para que sus hijos recibieran un tratamiento de quimioterapia. Venezuela necesita ayuda.