Treviño, como síntoma de desigualdad

La Razón
La RazónLa Razón

La muerte de una niña burgalesa en un hospital de Vitoria, a cuya familia se había negado una ambulancia por razones burocráticas, será resuelto por la Justicia, que deberá dilucidar si estamos ante un error de diagnóstico o ante un delito de omisión de socorro. Pero lo ocurrido en el condado de Treviño va mucho más allá de la política miserable de los diputados del PNV Emilio Olabarria y Aitor Esteban. La tragedia revela la grave desigualdad en la atención sanitaria de los españoles, consecuencia de la dispersión autonómica, que es preciso resolver.