Opinión

Una decisión ejemplar de Enrique López

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El magistrado del Tribunal Constitucional Enrique López tomó ayer la decisión de dimitir de su cargo después de que fuera sancionado en Madrid por una grave infracción de tráfico. Es una decisión ejemplar. Enrique López, que es un excelente jurista y un prestigioso juez, demuestra una impecable coherencia al anteponer la reputación de la institución a sus propios intereses. Aunque el error que cometió de ningún modo guarda relación con su competencia profesional, acierta al asumir con responsabilidad sus consecuencias.