MENÚ
domingo 21 octubre 2018
02:28
Actualizado
  • 1

Santa Teresa, una lucha que sigue vigente

Fernández Díaz reivindica la figura de la santa andariega «en estos tiempos de relativismo»

  • El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, inaugura junto al obispo de Ávila, Jesús García Burillo,d., el Congreso Interuniversitario "Santa Teresa de Jesús. Maestra de vida"
    El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, inaugura junto al obispo de Ávila, Jesús García Burillo,d., el Congreso Interuniversitario "Santa Teresa de Jesús. Maestra de vida"
Ávila.

Tiempo de lectura 8 min.

02 de agosto de 2015. 02:41h

Comentada
Ávila. 1/8/2015

Ávila, la ciudad, como sus títulos indican, «del Rey», «de los leales» y de «los caballeros» es también la ciudad de Santa Teresa de Jesús. En sus rincones se respira un teresianismo que hasta el lunes se verá enriquecido por cientos de personas de todo el mundo que participan en el Congreso Interuniversitario «Santa Teresa de Jesús Maestra de Vida», organizado por la Universidad Católica de Ávila, que ayer se inauguró a los pies de sus murallas, en el Palacio de Congresos, con la presencia del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. Fue el propio ministro el que dijo que «si Ávila era conocida en todo el mundo, sin duda alguna es por la santa», que definió como «una mujer valiente, líder, amiga fuerte de Dios, amante de las letras, la libertad y la verdad». Hizo especial énfasis en esta última virtud, sobre todo «en estos tiempos de relativismo», y recordó aquello que decía Teresa: «La verdad padece, pero no perece». El ministro bromeó con el hecho de que un congreso que se celebra en agosto y cuenta con un número de participantes grande en número y calidad «sólo lo consigue Santa Teresa de Ávila» y añadió que era «un placer» haber sido invitado.

En un discurso que improvisó en gran medida, recordó la decisión de Pablo VI, «en los tiempos recios del postconcilio», de declarar a Santa Teresa de Jesús doctora de la Iglesia, la primera mujer que llegó a tal consideración junto con Santa Catalina de Siena.

Antes, en conversación con los periodistas, destacó que el congreso es «extraordinariamente importante», pues en él no sólo está representada Ávila, sino toda España y el mundo. «Una santa absolutamente española y universal, reformadora del Carmelo, mística, pero al mismo tiempo con los pies en la tierra, absolutamente mujer, con el genio femenino, que dijera Juan Pablo II, sin hacer de eso una ideología», añadió.

Junto al ministro del Interior, intervinieron el obispo de Ávila, Jesús García Burillo; el alcalde de la capital abulense, José Luis Rivas; la presidente del Consejo Directivo de la UCAV, Lydia Jiménez; y la rector de la citada universidad, María Rosario Sáez. Todo ello bajo la moderación del director de LA RAZÓN, Francisco Marhuenda. Cabe destacar la presencia del cardenal arzobispo emérito de Madrid, Antonio María Rouco Varela, y del cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, que hoy intervienen en el congreso como ponentes.

La capital del teresianismo

García Burillo fue quien, tras leer la carta de apoyo del Papa Francisco, introdujo al auditorio en la vida y cualidades de Santa Teresa de Jesús, de la que dijo está «en el centro de la Iglesia Universal» y es «un modelo de humanidad con gran poder de atracción». «Hija de Ávila, nos invita a seguir adelante, sorteando toda suerte de impedimentos», añadió. En su turno de palabra, la rectora de la UCAV señaló que el congreso «quiere ser un homenaje a Santa Teresa desde Ávila, atalaya de Castilla y capital del teresianismo». En este sentido, dijo que una universidad católica como la de Ávila debe tener entre sus prioridades cuestiones como la vida humana, la promoción de la justicia, la familia, la paz y la estabilidad política y el medio ambiente. Asimismo, dijo que para dar respuesta a estos retos las universidades de identidad católica deben trabajar juntas, como ha ocurrido en el congreso. De hecho, también están implicadas en la organización la Universidad Católica de Valencia, las universidades CEU San Pablo, Abat Oliba CEU y CEU Cardenal Herrera, así como la Universidad Francisco de Vitoria y la Universidad San Jorge de Zaragoza.

Por su parte, Lydia Jiménez destacó que en los tiempos de hoy es necesario ser, como Santa Teresa, «amigos fuertes de Dios». «Vivimos tiempos recios como los que vivió Santa Teresa, con una sociedad secularizada, que vive como si Dios no existiera y marcada por el relativismo», explicó, para añadir que hoy la evangelización es «impostergable», como lo pide el Papa Francisco en su exhortación apostólica Evangelii Gaudium. En este sentido, la presidenta del Consejo Directivo de la UCAV insistió en la necesidad de interioridad, de contemplación, que conjugada la exterioridad debe configurar una propuesta de evangelización de la sociedad: «La urgencia de vivir en salida no niega la interioridad. Ya dijo Juan Pablo II en su última visita a España que el drama de nuestro tiempo es la falta de interioridad, mientras que el Papa Francisco ha pedido que se recupere el espíritu contemplativo». En este sentido, subrayó que Santa Teresa puede es un buen modelo.

Finalmente, el alcalde de Ávila reiteró la importancia que la santa tiene para la ciudad de Ávila e invitó a todos los congresistas a descubrir una ciudad en la que se respira el espíritu de Santa Teresa.

Inaugurado el congreso, hoy comienzan los trabajo con dos ponencias marco impartidas por el cardenal Rouco Varela –»Santa Teresa de Jesús, reformadora de la Vida Consagrada. Ayer y Hoy»– y por la escritora y periodista norteamericana, redactora de los discursos presidenciales de George W. Bush, Colleen Campbell –«Una mujer atemporal: Teresa de Jesús como modelo para la mujer moderna»–; y por otras dos mesas de expertos de varias disciplinas y nacionalidades que debatirán sobre «Santa Teresa y la Nueva Evangelización» y «La unidad de vida: mundo interior». También habrá tiempo para la presentación de algunas de las más de 80 comunicaciones presentadas y que analizan distintos aspectos de la santa abulense.

Esta segunda jornada concluirá con un espectáculo de imagen y sonido – «video mapping»- titulado «La andariega de Dios». Organizado por la UCAV, tendrá lugar en el Lienzo Norte de la Muralla en dos pases con entrada libre desde las 22:30 horas.

Reformadora sin ruptura

Tras la inauguración del congreso, los participantes se trasladaron a la Catedral para participar en la Misa del Espíritu Santo, que presidió el obispo de Ávila, Jesús García Burillo, y que fue concelebrada por el cardenal arzobispo emérito de Madrid, Antonio María Rouco Varela. En la homilía, García Burillo insistió en la necesidad de invocar al Espíritu Santo para que el evento universitario «nos infunda el espíritu de sabiduría, el mismo que infundió a Santa Teresa». «Aquella presencia del Espíritu la sosegó e hizo que le invadiera la quietud y el gozo, para luego dar frutos de amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, mansedumbre...». El prelado abulense reivindicó la figura de Santa Teresa de Jesús, que, a diferencia de Lutero, propuso «una reforma dentro de la comunión eclesial» aportando «una vida de santidad».

Carta del Vaticano

«Que en las Universidades católicas se formen amigos fuertes de Dios»

Su Santidad el Papa Francisco saluda cordialmente a los participantes y organizadores del Congreso Interuniversitario «Santa Teresa de Jesús, Maestra de Vida», que se celebra en la ciudad de Ávila, con ocasión del V Centenario del nacimiento de tan insigne Doctora de la Iglesia, para acercar al mundo universitario su figura y su magisterio, y pide al Señor que la profundización en las huellas de la Santa andariega, además de poner de manifiesto la actualidad de su enseñanza y el estímulo de su ejemplo, los conduzca siempre al encuentro con el Buen Jesús, al que ella siguió por los caminos de la vida.

Asimismo, el Santo Padre los alienta a descubrir en la contemplación y meditación de Teresa, Maestra de oración, la fuente de la verdadera ciencia y de los auténticos valores generadores de vida, para que en las Universidades católicas se formen «amigos fuertes de Dios», tan necesarios en «tiempos recios». Con estos deseos, y a la vez que encomienda a los maternos cuidados de la Virgen del Monte Carmelo el desarrollo del Congreso, el Sumo Pontífica pide que no olviden rezar por él y por su servicio a la Iglesia universal, e imparte con afecto la implorada Bendición Apostólica, prenda de copiosos favores divinos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs