Salud

La alergóloga que honró a los médicos

Consuelo Martínez Cócera merece la Insignia de Oro del Colegio de Madrid por su valentía y su honestidad

Consuelo Martínez Cócera ha sido una gran alergóloga. De las mejores en la historia de la Medicina española. Antes de jubilarse fue jefa del Servicio de Alergología del Hospital Clínico de Madrid, presidió la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica y fue miembro de la Comisión Nacional de Alergología. Pero, más allá de sus valores científicos y clínicos, que los tiene, y muchos, Martínez Cócera ha sido y sigue siendo una mujer valiente. Excepcional. Mientras muchos de sus compañeros de profesión miraban hacia otro lado ante los escándalos que sacudían al Colegio de Médicos de Madrid en su anterior etapa, Martínez Cócera no tuvo reparos en prestar su apoyo incondicional como colegiada a Sonia López Arribas, en el enfrentamiento que la honorable psiquiatra mantenía con una banda de fascinerosos que intentaban adueñarse de la corporación. Eran los tiempos en los que una empresa campaba a sus anchas por el Colegio. Martínez Cócera acompañó a López Arribas para ser testigo de plenos vergonzantes y recibió múltiples presiones para que abandonara a la presidenta a su suerte. No se arredró. Gracias a su apoyo y al de otras personas, López Arribas logró su meta: mantener la dignidad en el Colegio. Un objetivo que ha rematado Miguel Ángel Sánchez Chillón limpiando la corporación de intereses espurios. Y éste, como buen presidente, ha entregado la Insignia de Oro a Martínez Cócera. Gran acierto.

Publicidad