Científicos vascos desarrollan un test fiable, rápido y barato de detección del coronavirus

Obtiene resultados en 4 horas y tiene un precio de 15 euros

Un total de 55 científicos de diferentes centros del País Vasco han validado un test alternativo de RT-PCR para detección de COVID-19, “fiable y rápido” que obtiene resultados en 4 horas y tiene un precio de 15 euros, que permitirá a la sanidad vasca no depender del abastecimiento de este tipo de pruebas en mercados internacionales.

Según ha informado la UPV/EHU, en el proyecto participa la universidad pública vasca junto con personal de Ikerbasque, Achucarro y de la Fundación Biofisika Bizkaia, en colaboración con Osakidetza y sus centros de investigación, y ha conseguido poner a punto un test de RT-PCR que permitiría al sistema vasco aumentar el número de tests de diagnóstico, siguiendo la recomendación de la OMS.

La prueba, fiable y rápida, no requiere de kits comerciales y por tanto, superaría así los problemas de abastecimiento que están afectando a otros tests.

La PCR es una técnica para la amplificación de cantidades ínfimas de material genético, en este caso del virus. En su variante RT-PCR permite una detección cuantitativa de este material genético, y por tanto posibilita discriminar entre infectados y libres de virus.

El trabajo para su puesta en marcha comenzó en la primera semana de confinamiento y se ha llevado a cabo a un ritmo vertiginoso, ha destacado la UPV.

Un grupo de 55 investigadores, tras revisar artículos publicados y múltiples discusiones telemáticas, diseñaron un plan de acción que ha recibido el apoyo institucional de la UPV/EHU y, en la segunda semana, consiguieron acondicionar en el Centro de Biotecnología María Goyri del campus seis laboratorios de contención y seguridad biológica, además de tramitar los requisitos legales necesarios.

El viernes 27 de marzo se recibieron, a través del Biobanco Vasco, las primeras muestras ya diagnosticadas por Osakidetza y en 10 días de puesta a punto de los protocolos el test de detección ha resultado en una especificidad del 100% y una sensibilidad del 92%.

La sensibilidad indica la capacidad para detectar los casos positivos, mientras que la especificidad refleja qué grado de fiabilidad tiene la prueba para dar como negativas a las personas no infectadas.

Con los cálculos realizados, se estima que la prueba de detección desarrollada por este grupo de trabajo interinstitucional tardaría en realizarse menos de 4 horas y podría costar 15 euros por muestra.

“Este coste tan ajustado es posible por la aportación altruista de las personas y las entidades que han participado en ella”, ha explicado la UPV.

La prueba podría realizarse en múltiples laboratorios de otros centros de investigación vascos y en los propios hospitales, en caso de que los kits comerciales de RT-PCR que actualmente usa Osakidetza se vieran afectados por una rotura de stock. Efe