Los cinco síntomas que hacen confundir ansiedad con coronavirus

La aparición de nuevos síntomas de la enfermedad ha generado mucho desconcierto entre los españoles

Thumbnail

Los continuos síntomas del coronavirus que se van descubriendo con el paso de los días han provocado que muchas de las personas que permanecen confinadas y que tienen unas sensaciones extrañas ya piensen que están infectados. Y no es para menos. Los expertos dijeron primero que los síntomas eran claros: fiebre, dolor de garganta, tos seca, dificultad para respirar, malestar general... Pero poco después se fueron añadiendo otros como dolor de estómago, en algunos casos la pérdida del olfato y del gusto, manchas en la piel, casos de sabañones, síndrome de Kawasaki en niños... es decir, que las manifestaciones relacionadas de la enfermedad se han ido multiplicando con el paso del tiempo, lo que ha provocado cierta incertidumbre en los españoles. Así, cada vez que tiene un síntoma extraño, fuera de lo habitual, consideran que es coronavirus. De hecho, son muchas las personas que piensan que han pasado el coronavirus porque han tenido unos días en los que se encontraba extraño, con mal cuerpo.

Pero esto no quiere decir que lo hayan pasado. De hecho, en algunos casos, lo que han confundido con el coronavirus ha sido la ansiedad, una sensación muy normal por la situación y el alargado confinamiento. Por ejemplo, la presión en el pecho y la falta de aliento son signos reveladores de ansiedad, pero también pueden ser síntomas de coronavirus.

Estos son los cinco síntomas

1. Falta de aliento

En este caso, las personas que tengan este síntoma deberían esperar, tratar de tranquilizarse, estabilizar su respiración y después observar si hay algún cambio. Si se trata de un ataque de pánico, lo recomendable es respirar de manera profunda y lentamente, lo que ayuda a la relajación y alivia la sensación de ahogo.

Según explica la doctora Sarah Jarvis, directora clínica de Patientaccess.com, “intente respirar boca abajo: coloque una mano sobre el pecho y la otra sobre la barriga. Debe tratar de respirar tranquilamente moviendo la barriga y mover muy poco el pecho. Si pudo calmarse y encontrar un patrón de respiración constante en pocos minutos, es posible que no esté lidiando con el coronavirus", explicó.

Pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que si tiene coronavirus, su pecho puede comenzar a sentirse apretado o comenzar a sentir que no puede respirar lo suficiente como para respirar bien. La falta de aliento asociada con la infección por Covid-19 es progresiva y puede poner en peligro la vida del paciente en cuestión de horas o días si no recibe atención médica.

2. Problemas con la digestión

Los doctores dicen que los dolores de estómago, el estreñimiento y la diarrea son signos de ansiedad. Esto se debe principalmente a que el sistema de comunicación entre el cerebro y el sistema nervioso que controla la digestión, se ve afectado por el estrés.

Sin embargo, los investigadores estudiaron recientemente datos de 204 pacientes con Covid-19 en la provincia china de Hubei y descubrieron que el 48.5 por ciento llegaron al hospital con síntomas digestivos como diarrea, vómitos o dolor abdominal. Sin embargo, estos síntomas iban acompañados de señales más características de la enfermedad como tos seca y fiebre, informa “Mirror”.

Por lo tanto, si solo se experimentan problemas digestivos, es poco probable que se trate de coronavirus.

3. Aumento de la frecuencia cardíaca

Un aumento de la frecuencia cardíaca es un signo clásico de ansiedad. Las glándulas suprarrenales producen hormonas cuando uno se enfrenta a una situación estresante. Entonces, los receptores del corazón reaccionan acelerando sus latidos. Esto le permite bombear más sangre a los músculos para que, en teoría, puedan combatir una amenaza. Sin embargo, una frecuencia cardíaca alta también puede ser un síntoma de coronavirus.

El doctor Asif Munaf, un consultor del sistema nacional de salud británico, aclaró que una frecuencia cardíaca y respiratoria elevadas podría indicar que “potencialmente hay signos de infección, que en este clima podría ser Covid-19”.

Si se trata de un ataque de ansiedad, el ritmo cardíaco debería disminuir si se hace un ejercicio de concentración en la respiración. Si se trata de coronavirus, es probable que la frecuencia cardíaca se mantenga rápida, especialmente durante cualquier tipo de ejercicio o movimiento.

4. Dolor muscular

Los músculos se tensan como respuesta al estrés si se tiene ansiedad. Muchas personas indican que sienten esa tensión en el cuello, la espalda o los hombros. Una sensación que también tienen algunos pacientes con coronavirus. Según la OMS, alrededor del 15 por ciento de los pacientes con Covid-19 experimentaron dolor muscular o en las articulaciones.

Estos dolores son provocados por sustancias químicas llamadas citocinas, que el cuerpo libera mientras responde a la infección. Sin embargo, los dolores musculares en pacientes con coronavirus suelen ir acompañados de otros síntomas más evidentes.

5. Sofocos

La adrenalina se libera a través del cuerpo y aumenta el flujo sanguíneo cuando el cuerpo experimenta estrés o ansiedad. Esto provoca un aumento de la temperatura corporal y podría confundirse con síntomas de coronavirus.

Los médicos sugieren encontrar un lugar fresco y probar técnicas de relajación, como la meditación o la respiración profunda para ayudar a controlar el estrés y, por lo tanto, aliviar los sofocos.

Sin embargo, si las técnicas de relajación no logran bajar su temperatura y tiene 37,7 grados podría ser una evidencia de coronavirus.