Así es el daño cerebral que provoca la Covid-19

El SARS-CoV-2 provoca problemas similares a los que produce la pérdida de oxígeno, como confusión, convulsiones y accidentes cerebrovasculares

Los afectados por Covid-19 con síntomas neurológicos muestran alteraciones metabólicas en el cerebro similares a la privación de oxígenoServicio Ilustrado (Automático) HOSPITAL DE BELLVITGE

La pandemia de la Covid-19 ha demostrado que el SARS-CoV-2 es un virus muy dañino para todo el organismo, también para el cerebro. Prueba de ello es uno de los primeros estudios basados en imágenes espectroscópicas de lesiones neurológicas en pacientes con Covid-19 realizado por investigadores del Hospital General de Massachusetts (MGH) y la Escuela de Medicina de Harvard cuyos resultados se han publicado en la revista científica American Journal of Neuroradiology.

En concreto, al observar a seis pacientes que utilizaban una técnica especializada de resonancia magnética (RM), encontraron que los afectados por Covid-19 con síntomas neurológicos muestran algunas de las mismas alteraciones metabólicas en el cerebro que otros pacientes que han sufrido privación de oxígeno (hipoxia) por otras causas, pero también hay diferencias notables. Si bien es principalmente una enfermedad respiratoria, parece demostrado que la infección por Covid-19 afecta a otros órganos, incluido el cerebro. Se cree que el efecto principal de la enfermedad en el cerebro es a través de la hipoxia, pero pocos estudios han documentado los tipos específicos de daño que distinguen la lesión cerebral relacionada con la Covid-19.

Ahora comienzan a llegar algunas evidencias. Varios miles de pacientes con Covid-19 han sido atendidos en el MGH desde que comenzó el brote a principios de este año, y este estudio incluyó los hallazgos de tres de esos pacientes. La gravedad de los síntomas neurológicos varía, desde uno de los más conocidos, una pérdida temporal del olfato, hasta síntomas más graves, como mareos, confusión, convulsiones y accidentes cerebrovasculares. “Estábamos interesados en caracterizar los fundamentos biológicos de algunos de estos síntomas”, asegura Eva-Maria Ratai, PhD, investigadora del Departamento de Radiología y autora principal del estudio. En esta línea, la investigación pretende “comprender los efectos persistentes a largo plazo de la Covid-19, incluidos los dolores de cabeza, la fatiga y el deterioro cognitivo. La llamada ‘niebla mental’ y otras deficiencias que se ha descubierto que persisten mucho después de la fase aguda”, agrega Ratai, también profesor asociado de Radiología en la Escuela de Medicina de Harvard.

Resonancia magnética de última generación

Los investigadores utilizaron espectroscopia de resonancia magnética (MRS) de 3 Teslas, un tipo de exploración especializada que a veces se denomina biopsia virtual. La MRS puede identificar anomalías neuroquímicas incluso cuando los hallazgos de las imágenes estructurales son normales. Los cerebros de los pacientes con Covid-19 mostraron reducción de N-acetil-aspartato (NAA), elevación de colina y elevación de mioinositol, síntomas similares a lo que se observa con estos metabolitos en otros pacientes con anomalías de la sustancia blanca (leucoencefalopatía) después de hipoxia sin Covid.

En concreto, uno de los pacientes con Covid-19 que mostró el daño más severo de la sustancia blanca (necrosis y cavitación) tenía una elevación de lactato particularmente pronunciada en la MRS, que es otro signo de daño cerebral por falta de oxígeno.

Dos de los tres pacientes con Covid-19 fueron intubados en la unidad de cuidados intensivos en el momento de la obtención de imágenes, que se realizó como parte de su atención. Uno tenía leucoencefalopatía necrotizante asociada a Covid-19. Otro había experimentado un paro cardíaco reciente y mostraba cambios sutiles en la sustancia blanca en la RM estructural. El tercero no tenía encefalopatía clara o paro cardíaco reciente. Los casos de control no Covid incluyeron un paciente con daño de la sustancia blanca debido a hipoxia por otras causas (leucoencefalopatía post-hipóxica), uno con daño de la sustancia blanca relacionado con la sepsis y un voluntario sano, normal y de la misma edad.

Una pregunta clave es si es solo la disminución de oxígeno en el cerebro lo que está causando estos cambios en la materia blanca o si el virus mismo está atacando la materia blanca”, asegura el neurorradiólogo del MGH Otto Rapalino, MD, quien comparte la autoría de la investigación. En comparación con la resonancia magnética estructural convencional, “la MRS puede caracterizar mejor los procesos patológicos, como la lesión neuronal, la inflamación, la desmielinización y la hipoxia”, añade Weerasekera.