La medicina preventiva salva vidas

Tres amigos lanzan al mercado Medexclub, el hospital digital del futuro, un método excelente para prevenir las enfermedades y mejorar nuestra salud

First walk-in coronavirus test center in Germany at international airport in Frankfurt
FOTO: RONALD WITTEK EFE

Ya estamos aprendiendo. No ha tenido que terminar la crisis del coronavirus para que comencemos a comprender la importancia única de la salud en nuestras vidas, y, también a valorar el esfuerzo casi sobrehumano que nuestros sanitarios nos dedican. Hasta ahora, el método a seguir para ser atendidos por un profesional de la salud a la hora de hacernos un chequeo - rutina indispensable para prevenir enfermedades cardiovasculares y agarrar a tiempo al cáncer - consistía en dos vías a tomar: la más habitual era aquella de esperar durante semanas, meses, hasta que nuestro médico de confianza nos daba una cita, una cita con prisas, una prisa veloz porque detrás de nosotros esperan miles de pacientes. La segunda y menos común era conocer a un médico que nos pudiera hacer un hueco en su consulta.

Pero ya vamos aprendiendo que no tiene por qué funcionar así. No es necesario utilizar a los profesionales de la salud como si fueran máquinas inagotables, recibiendo a un paciente tras otro sin tener tiempo para respirar. Y nosotros mismos hemos descubierto que no queremos ser un número más en las listas de sanidad. Queremos ser atendidos por profesionales descansados, que nuestros cuerpos sean estudiados con el detenimiento que requiere, que estos profesionales nos humanicen. No creo que sea mucho pedir en la España del siglo XXI. Y la culpa no la tienen los profesionales de la salud, ni mucho menos, ellos son héroes, dedican sus vidas a cuidar de las nuestras. Creo que el problema puede radicar en un error a la hora de plantearnos la metodología de atención a los pacientes.

Gracias a Medexclub la medicina y la tecnología se complementan para mejorar nuestra salud diaria
Gracias a Medexclub la medicina y la tecnología se complementan para mejorar nuestra salud diaria FOTO: dreamstime dreamstime

Medex, el hospital digital del futuro

Manuel Rein, Arturo Perera y Enrique Martínez son tres amigos comprendieron antes que nadie la importancia de humanizar tanto a los pacientes como a los profesionales de la salud, a partes iguales. Poco después se unió a su equipo el Doctor Marcos Guijarro y como resultado de su idea han creado Medexclub. Una sencilla aplicación que permite recibir atención médica preventiva y curativa de la mano de los mejores especialistas, cargada de humanismo y respeto por los sanitarios. Es una idea excelente. Basta con pagar una cuota mensual de 36 euros (las empresas reciben un descuento) y Medex se encargará de organizar las citas con los doctores, seleccionar un plan de salud acorde con cada uno y preguntar de forma periódica cómo avanza nuestra salud. A diferencia de otras compañías que ofrecen un servicio similar con miles de médicos inscritos, donde se repite sin remedio el problema de deshumanización que pretenden evitar, Medex no se complica. Sus fundadores reunieron a un equipo conformado por cuatro expertos sanitarios, y dedicaron los dos años siguientes a escoger a 90 de los mejores especialistas en diversas ramas de medicina de Madrid.

Esto significa que Medex es una familia que vela por nuestra salud. Ellos no se dirigen al público de masas donde todos terminaríamos por hundirnos en el tejemaneje de números y estadísticas, con ellos volvemos a ser de carne y hueso. Sus usuarios conforman un pequeño grupo de afortunados. Ya conocemos los tres puntos a seguir a la hora de prevenir cualquier enfermedad: llevar una vida sana, acudir regularmente al médico para que nos haga un chequeo y detectar posibles problemas a futuro con tiempo.

Pongamos un ejemplo. Mi nombre es Alfonso, tengo treinta años y las taquicardias no me dejan tranquilo. Puede ser que hoy no sean más que una molestia, además, ponte tú a coger cita en el médico para meterme cuatro meses en la lista de espera y que luego tenga que cancelar la cita porque justo me coincide con la boda de mi cuñado. Tengo treinta años y no me preocupo. Pasan los años y las taquicardias derivan en problemas graves, hasta que lleguen los 75 años y tengan que operarme. Casos así los hay a millares.

Otra opción sería que Alfonso tenga treinta años y taquicardias pero escoge Medex en lugar de dejar de lado a su salud. Con Medex consigue su cita médica antes de diez o quince días, con posibilidad de cambiarla si le coincide con la boda del cuñado. Le atiende un profesional de la salud, recibe una dieta personalizada por un nutricionista y antes de que cumpla los 35 sus taquicardias se han esfumado.

La idea es buenísima. Perfecta para los tiempos que corren. Debe quedar claro que los médicos integrados en Medex trabajan en sus propias consultas y hospitales, y será allí donde vayamos a visitarlos, y que se trata de un complemento a un seguro de reembolso, ya que la cuota de suscripción no cubre los gastos médicos que se puedan avecinar. Con todo, hemos encontrado en Medex y sus fundadores la herramienta ideal para asegurar nuestra salud a largo plazo. Quiero llamarlo el Netflix de la medicina - a cambio de una cuota mensual recibes salud - pero no sería justo porque Netflix nos quita vida a cada programa y Medex hace lo opuesto. Con una eficacia asombrosa. Más bien podríamos llamarlo el hospital digital del futuro.