Ya son 16 los países europeos que aplazan la segunda dosis de las vacunas contra la Covid-19

España, Islandia, Letonia y Malta, los únicos que no extienden el plazo

Una enfermera vacuna a una mujer en el centro de vacunación de la Fira de Barcelona. EFE/Enric Fontcuberta
Una enfermera vacuna a una mujer en el centro de vacunación de la Fira de Barcelona. EFE/Enric FontcubertaEnric FontcubertaEFE

Ya son al menos dieciséis los países que han optado por ampliar el tiempo entre las dosis de las diferentes vacunas contra la Covid-19 para poder así proporcionar el primer suero al mayor número de personas posible, según un informe del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés).

Los últimos en sumarse a esta medida que cada vez tiene mayor respaldo entre los científicos han sido Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca y Luxemburgo. A ellos hay que añadir Croacia, Estonia, Finlandia, Francia, Irlanda, Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, Rumanía y Suecia.

En cambio, Islandia, Letonia, Malta y España son los únicos países de los que han respondido a la solicitud de información del ECDC que no han ampliado el tiempo entre la primera y la segunda dosis de vacunas autorizadas. Alemania y Lituania, por su parte, están estudiando extender el plazo entre dosis.

«España ha dicho no, sin ningún argumento científico. Y viendo los beneficios que aplazar la segunda dosis ha supuesto en Reino Unido (el país registró cinco muertos el pasado día 10), es increíble que España no opte por extender el periodo entre dosis», afirma el experto en pandemias Àlex Arenas, catedrático de Ingeniería Informática y Matemáticas de la Universidad Rovira i Virgili, en Tarragona, y uno de los autores del informe del Grupo de Seguimiento de la Vacunación en Cataluña, compuesto por casi una veintena de expertos, en el que se solicitaba de nuevo al Ministerio de Sanidad aplazar la segunda dosis de las vacunas de ARN mensajero para poder inocular con un único suero a más población. Y no son los únicos que lo han solicitado.

En cuanto al tiempo entre la primera y la segunda dosis, las políticas varían según el país y la vacuna inoculada en cuestión. Así, el plazo entre dosis del suero Comirnaty se ha alargado a 28 días en Irlanda y Portugal, a 35 en Bélgica y a 42 días en Austria, Croacia, República Checa, Estonia, Francia, Países Bajos, Noruega (está estudiando extender el periodo entre dosis a 12 semanas para Cominarty y Moderna en adultos menores de 45 años) y Polonia. En el caso de Rumanía, hasta 42 días en circunstancias especiales, de tres a seis semanas en Dinamarca, seis semanas en Suecia y 12 semanas en Finlandia.

Respecto a la vacuna de Moderna, Italia y Portugal han ampliado el plazo entre la primera y la segunda dosis a 28 días, hasta 35 días en circunstancias especiales en Rumania, 42 días en Austria, República Checa, Alemania en discusión, Francia, Países Bajos, Noruega, Polonia y Suecia. Y en el caso de Dinamarca este periodo es de cuatro a seis semanas y en Finlandia 12.

Y en cuanto a Vaxzevria (nombre comercial de la vacuna de AstraZeneca), Noruega ha establecido un mínimo de nueve semanas y Suecia entre nueve y 11. Croacia, Estonia, Finlandia, Francia, Irlanda, Polonia, Portugal y Eslovenia dan aún más tiempo: 12 semanas, y Letonia, por su parte se ha marcado una fecha límite de hasta 12 semanas.

En el caso de España, cabe recordar que únicamente se ha aplazado la segunda dosis de la vacuna de AstraZeneca, pero por otros motivos bien diferentes: el Consejo Interterritorial decidió ampliar de 12 a 16 semanas el tiempo entre dosis de AstraZeneca para dar tiempo a la elaboración del polémico ensayo clínico que está desarrollando el Instituto de Salud Carlos III, denominado CombiVacs, para confirmar su hipótesis de si sería posible combinarlas e inyectar Pfizer en las personas menores de 60 años que recibieron AstraZeneca con únicamente una muestra de 600 personas. De hecho, tras otra investigación realizada en Reino Unido en la que se alertaba de los riesgos de poner una combinación de vacunas a una misma persona, el Gobierno español anunció el miércoles que la próxima semana informarán si a los cientos de miles de personas que se han quedado en el limbo con una sola dosis se les vacuna o no finalmente con AstraZeneca.