Sociedad

¿Qué es mejor la mantequilla o la margarina?

Aunque sus similitudes externas son obvias, existen diferencias entre las dos en cuanto a su origen, elaboración y composición, lo que hace que cada una tenga características y efectos diferentes en nuestra salud

Fabricación casera de la mantequilla del Tera (Soria)
Fabricación casera de la mantequilla del Tera (Soria)

Existe la falsa creencia de que la mantequilla es menos dañina que la margarina. Sin embargo, elegir una u otra puede deberse a razones nutricionales o simplemente gastronómicas. Aunque sus similitudes externas son obvias, existen diferencias entre las dos en cuanto a su origen, elaboración y composición, lo que hace que cada una tenga características y efectos diferentes en nuestra salud.

La mantequilla se obtiene mediante un proceso llamado desnatado de la leche, que separa la crema o nata de la leche. Una vez obtenida, pasa por varios procedimientos de producción, que incluyen la normalización, neutralización, pasteurización, maduración, batido, lavado y amasado de la nata. Además se le puede añadir sal o no, obteniendo mantequilla salada o normal según el caso. Y, por supuesto, puede elaborarse a partir de la leche de muchos animales, siendo los más corrientes la oveja, vaca o cabra. Este tipo de grasa para untar contiene grasas saturadas, proteínas, calcio, y fósforo. Además de algunas vitaminas tales como las vitaminas A, D, y E.

La margarina, por otra parte, es preparada con aceites vegetales líquidos a través de un proceso conocido como hidrogenación, por el cual el aceite se satura parcial o totalmente con hidrógeno a altas temperaturas, hasta conseguir un determinado índice de yodo y una determinada curva de sólidos.

Las versiones normal o tradicional de ambos alimentos tienen el mismo contenido de grasa (aproximadamente el 80%), que es el nutriente responsable del aporte calórico. Aunque las margarinas que se encuentran en el mercado tienen un bajo contenido de grasa, porque en su mayoría son 3/4.

¿Qué es más saludable?

Ni la margarina ni la mantequilla son buenas en exceso
Ni la margarina ni la mantequilla son buenas en exceso FOTO: Unsplash Unsplash

Todas las grasas, sean saturadas o insaturadas, aportan las mismas calorías (9kcal por gramo). La diferencia en el aporte calórico dependerá si optamos por una mantequilla o margarina ligera en grasas, es decir con un menor aporte en grasas. Por tanto, este tipo de grasas no son la mejor opción nutricional. Es preferible sustituirlas o alternarlas con otras opciones, como el aceite de oliva virgen o virgen extra, ricos en ácidos grasos esenciales, que tienen menos grasas saturadas y ningún aditivo. Aunque la margarina, generalmente, es mejor para la salud del corazón que la mantequilla.

La composición de la margarina se basa en aceites vegetales, por lo que contiene grasas insaturadas (grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas) que se clasifican como “buenas”. Estos tipos de grasas ayudan a reducir el colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL), también conocido como colesterol “malo”. Por otro lado, la mantequilla está hecha de grasa animal, por lo que contiene más grasas saturadas.

Aunque debemos tener cuidado, ya que no todas las margarinas se elaboran de igual manera. En general, cuanto más sólida es la margarina, más grasa trans contiene. Este tipo de grasas aumentan los niveles de colesterol en la sangre y el riesgo de enfermedades cardíacas, además de reducir los niveles de colesterol de las lipoproteínas de alta densidad (HDL) o colesterol “bueno”. Por eso, debemos evitar las margarinas en barra y optar por las margarinas blandas o líquidas.

Por último, la mantequilla es rica en vitaminas A, D y E, además de su contenido en calcio y fósforo. En cambio la margarina sólo tendrá vitaminas si le son añadidas.