Detallan los factores de riesgo que evitarían que los casos de demencia se tripliquen en 2050

La revista «The Lancet» advierte cuáles son las circunstancias que multiplican la probabilidad de sufrir una demencia

Los casos de demencia entre los adultos mayores de 40 años pueden pasar de los 57 millones registrados en 2019 a 153 millones en 2050 en todo el mundo
Los casos de demencia entre los adultos mayores de 40 años pueden pasar de los 57 millones registrados en 2019 a 153 millones en 2050 en todo el mundo La Razón

La demencia y la enfermedad de Alzheimer son un problema de salud cada día más acuciante. De hecho, se espera que los casos globales de demencia se pueden casi triplicar para 2050 a menos que los países atiendan factores de riesgo, como el tabaco, la obesidad o el bajo nivel educativo, según un estudio publicado ayer en la prestigiosa revista científica «The Lancet» realizado por investigadores de la Universidad de Washington (EE UU).

En concreto, en el análisis titulado «La carga global de la enfermedad», el primero que hace esta estimación y que está basado en un análisis de la situación en 195 países, se advierte de que los casos de demencia entre los adultos mayores de 40 años pueden pasar de los 57 millones registrados en 2019 a 153 millones en 2050, debido también al crecimiento y el envejecimiento de la población, lo que pone sobre la mesa la importancia de intentar detectar a tiempo y atajar los primeros síntomas de esta enfermedad, ya que «unos modestos avances en prevenir la demencia o retrasar su progresión pueden dar importantes beneficios», advierten los investigadores.

Según el lugar del planeta al que miremos, las cifras pueden variar. Y la situación de España no es halagüeña, ya que, en concreto, los casos de demencia en Europa occidental pueden subir un 74%, mientras que en el área Asia-Pacífico el incremento puede situarse en el 53%. Sin embargo, los ascensos más importantes se pueden dar en el norte de África y Oriente Medio, con una subida de hasta un 367%, así como en el África subsahariana, con un incremento de un 357 %, tal y como detalla el informe publicado en «The Lancet».

¿Cómo prevenir la demencia?

El estudio subraya que una mejora en el acceso a la educación puede reducir en 6,2 millones los casos de demencia a nivel global, si bien esta situación puede verse contrarrestada por factores como un alto contenido de azúcar en la sangre, la obesidad o el tabaco. Así, los primeros signos de la Enfermedad de Alzheimer pueden ser detectados hasta una década antes de su diagnóstico.

Existen evidencias sobre cómo diversas actividades físicas e intelectuales pueden ayudar a prevenir el deterioro cognitivo e incluso la propia enfermedad. Así, un plan de ejercicio físico regular, el control de los factores de riesgo vascular, especialmente la hipertensión y la diabetes, una dieta equilibrada, rica en aceite de oliva y de pescado fresco, y mantener un estilo de vida con estimulación cognitiva son elementos clave para reducir la incidencia de estas enfermedades. De hecho, la obesidad en la mediana edad, en particular, se ha identificado como un factor de riesgo de demencia futura.

Los expertos a cargo de la investigación resaltan la importancia de tomar medidas a nivel local para reducir estos factores de riesgo. «Nuestro estudio ofrece un pronóstico de la demencia a nivel global», asegura la principal autora del estudio, Emma Nichols, del Instituto de salud Métrica y Evaluación (IHME, por sus siglas en inglés), de la Universidad de Washington (EE UU), quien añade que «esta investigación puede facilitar a los expertos en salud pública información sobre los factores del incremento de los casos de esta enfermedad. Estas estimaciones puede ser utilizadas por los Gobiernos nacionales para asegurar que los recursos y el apoyo están disponibles para ayudar a las personas».

«Necesitamos centrarnos más en la prevención y el control de los factores de riesgo antes de que resulten en casos de demencia», advierten los investigadores. Y es que la demencia es actualmente la séptima razón de muerte en todo el mundo y una de las causas más importantes de dependencia entre las personas mayores, tal y como se detalla en el estudio.

Además, la investigación indica que más mujeres que hombres resultan afectadas por este mal. En 2019, el número de mujeres con demencia superaba a los hombres en una proporción de 100 a 69, debido al parecer a factores genéticos.