Sociedad

Revelan el tipo de dieta que dispara un 30% el riesgo de diabetes

La alimentación influye más que los factores genéticos a la hora de precipitar la diabetes tipo 2, según un nuevo estudio

La dieta mediterránea, más necesaria que nunca
Hay que dar prioridad a las frutas y verduras frescas frente a los alimentos ultraprocesados y azucarados FOTO: Kai Försterling EFE

Dice el refrán que somos lo que comemos y en materia de salud no va desencaminado, hasta el punto de que la alimentación saludable resulta la circunstancia más determinante a la hora de precipitar la aparición de diabetes, más incluso que los factores genéticos. De hecho, una nueva investigación revela que una mala dieta, independientemente de los factores de riesgo genético, se asocia con un 30% más de riesgo de diabetes tipo 2, tal y como se publica en la revista científica «PLOS Medicine» a raíz de una investigación impulsada por investigadores del Hospital General de Massachusetts (Estados Unidos).

Tras realizar un estudio con más de 35.000 adultos, este nuevo estudio confirma que un patrón de alimentación equilibrado y variado, en el que priman los productos frescos y de temporada, como frutas y verduras, aceite de oliva, frutos secos y pescados, y en el que se reduce la ingesta de productos ultraprocesados, azucarados y con grasas alteradas, está relacionado con un menor riesgo de diabetes en todos los niveles de riesgo genético.

Sabemos que tanto los factores genéticos como el estilo de vida contribuyen a la susceptibilidad individual a la diabetes de tipo 2. Estudios anteriores han demostrado que la adherencia a un estilo de vida saludable se asocia con un menor riesgo de diabetes tipo 2 en todos los perfiles genéticos, pero no estaba claro si los perfiles genéticos, en parte, interactúan con los factores de estilo de vida. Por ello, este nuevo estudio supone un avance en la evidencia científica, ya que en este trabajo los investigadores analizaron los datos de tres amplios estudios de cohortes, que incluían 35.759 profesionales de la salud estadounidenses a los que se había hecho un largo seguimiento.

Detalles del estudio

Tras analizar todos los datos recogidos, el equipo de investigadores de la Universidad de Massachusetts descubrió que, independientemente del riesgo genético, una dieta de baja calidad, en comparación con una dieta de alta calidad, se asociaba a un riesgo un 30% mayor de diabetes de tipo 2. El riesgo relativo de diabetes de tipo 2 era de 1,29 por aumento de la desviación estándar en la puntuación poligénica global (una medida de riesgo genético) y era de 1,13 por disminución de 10 unidades en el Índice Alternante de Alimentación Saludable, una medida de la calidad de la dieta.

La asociación conjunta de la baja calidad de la dieta y el aumento del riesgo genético fue similar a la suma del riesgo de cada factor por separado, lo que apoya aún más las asociaciones independientes. No obstante, una de las limitaciones del estudio es que el muestreo de la cohorte no es necesariamente generalizable a otras poblaciones.

«Este estudio aporta pruebas de que el riesgo de diabetes de tipo 2 atribuido al aumento del riesgo genético y a la baja calidad de la dieta es similar a la suma de los riesgos asociados a cada factor por separado. Este conocimiento podría servir para informar y diseñar futuras estrategias para avanzar en la prevención de la diabetes», apuntan los investigadores.

Diabetes y demencia

La diabetes es una enfermedad muy común a la que no se le presta la atención que merece, lo que puede hacer mermar la salud de quien la padece. También su salud cognitiva, ya que existe una vinculación común entre la demencia y la retinopatía diabética, un factor clave para arrojar luz sobre los mecanismos del deterioro cognitivo relacionado con la diabetes, tal y como demuestra un estudio publicado en la revista «Trends in Endocrinology and Metabolism» y en el que han participado varios investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CiberDEM).

En 2021 hubo entre 6 y 7 millones de muertes a causa de la diabetes y sus complicaciones asociadas en todo el mundo. Además, los casos de personas con diabetes en España han aumentado en más de la mitad en los últimos diez años, hasta el punto de que nuestro país es el segundo de Europa con mayor número de pacientes con esta patología, según datos publicados en la 10º Edición del Atlas de la Diabetes.