Los cuatro principales efectos secundarios del ácido hialurónico

Este compuesto es uno de los más utilizados en los tratamientos de belleza

Retoque estético con ácido hialurónico.
Retoque estético con ácido hialurónico. FOTO: Pinterest

La búsqueda de la eterna juventud es uno de los sueños del ser humano desde hace siglos. Así, las personas hemos tratado de no envejecer a lo largo de la vida conservando una imagen de vitalidad ante los demás pese a que el paso del tiempo es inevitable.

Pese a ello, muchos son los que siguen buscando cómo evitar este paso. Incluso, distintas investigaciones científicas se centran en la actualidad en hallar medicamentos o compuestos que alarguen la vida de las personas de forma exponencial.

En ese sentido, existen algunos investigadores que argumentan como en los próximos años podrían existir productos que extiendan la esperanza de vida de forma consifderable. Incluso, alguno empieza a hablar de 110 o 120 años aunque en la actualidad todavía no se ha podido obtener un resultado claro.

Con una media de 84 años en esperanza de vida, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), España ha conseguido en los últimos tiempos un aumento muy significativo en este campo. Así, nuestro país en la actualidad es todo un referente mundial que podría aumentar en las próximas décadas.

Por detrás de Japón con una media de 85 años, en España los varones viven 6 años menos que las mujeres. Esto supone una gran diferencia entre sexos aunque la esperanza de vida media de ambos ha aumentado exponencialmente.

Así las cosas, gracias a los avances en la medicinatecnología y cambios en el modelo productivo las personas vivimos más. Esto ha provocado cambios en la pirámide generacional y ha creado el debate acerca de una renovación del sistema de pensiones.

Ácido hialurónico

Pero la juventud no solamente es la edad. La apariencia es otro de los recursos que ha estado presente en los últimos años siendo el ácido hialurónico uno de los máximos exponentes de los productos de belleza antiedad.

Este es una sustancia fabricada por nuestro propio cuerpo y el de muchos otros animales que tiene la función de mantener la hidratación natural de las células. Así, se forman capas internas de la piel y ayuda a sostener rellenando los tejidos.

A medida que avanzamos en edad este compuesto pierde presencia por lo que debemos reponer mediante productos en cremas o inyecciones. Ante ello, debemos tener presente algunos riesgos que implica esta sustancia en el organismo par la salud.

En inyección el principal problema que se puede producir es introducirlo en una parte equivocada de la cara deteniendo el riego de los vasos sanguíneos. Esto produciría la muerte de tejidos en algunas partes como la nariz o labios e incluso provocando ceguera.

Además, existen caso que el ácido hialurónico puede comportar alergia. Ante ello pueden aparecer reacciones graves que deberán ser tratados. Incluso, la hinchazón o formación de nódulos también suelen ser uno de los efectos secundarios más frecuentes para la gente que usa este tratamiento.

Por último, cabe destacar que la inyección excesiva puede conllevar deformaciones en el rostro aunque si se suele acudir a un buen profesional resulta complicado. Además, muchos de los efectos secundarios son temporales y pueden subsanarse rápidamente.