Los 7 tipos de cáncer que tiene más probabilidades de padecer si bebe alcohol

Según las revelaciones de un estudio publicado en la revista “Addiction Journal”, el consumo de alcohol, tanto moderado como excesivo, pone a las personas en riesgo de padecer varios tipos de cáncer

Mujer bebiendo una copa
Mujer bebiendo una copa

Un estudio realizado en Nueva Zelanda afirma que ha encontrado “pruebas sólidas” de que el alcohol causa siete tipos de cáncer (cáncer de orofaringe, laringe, esófago, hígado, colon, recto y mama) y “probablemente otros” como cáncer de páncreas, próstata y piel. Mientras que los hombres que beben más de cuatro bebidas alcohólicas al día y las mujeres que beben más de tres corren el mayor peligro, la evaluación, publicada en la revista “Addiction Journal”, afirma que incluso el consumo moderado de alcohol pone a las personas en riesgo. “Los riesgos más altos están asociados con el consumo excesivo de alcohol, pero los bebedores que consumen de bajo a moderado experimentan una carga considerable”, dijo la autora del estudio Jennie Connor, profesora de epidemiología en el Departamento de Medicina Preventiva y Social de la Universidad de Otago, Nueva Zelanda, a lo que añadió: “No hay argumento, según la evidencia actual, para un nivel seguro de consumo de alcohol con respecto al cáncer”.

Por su parte, Leslie Bernstein, profesora del Departamento de Ciencias de la Población, calificó los hallazgos del estudio sugiriendo que hay más matices en la relación. “Siempre soy reacia a afirmar que algún factor causa cáncer, excepto con respecto a que fumar cigarrillos causa cáncer de pulmón”, relató Bernstein. “Cuando decimos ‘el alcohol causa siete tipos de cáncer’, ignoramos el hecho de que muchos factores pueden causar estos tipos de cáncer y solo unas pocas personas que beben alcohol desarrollarán uno de estos cánceres debido a su consumo de alcohol y no debido a otras cosas, o una combinación de otras cosas con el alcohol”.

Para el estudio, Connor analizó datos de 10 años de numerosas agencias, incluido el Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer. Descubrió que beber 50 gramos de alcohol por día (alrededor de 2,6 cervezas o tres vasos de vino) resultó en un riesgo de cuatro a siete veces mayor de cáncer en la orofaringe, laringe y esófago, y un riesgo 1,5 veces mayor de los otros tipos, en comparación con no consumir alcohol. Según sus hallazgos, el alcohol causó directamente aproximadamente el 5,8% de las muertes por cáncer en todo el mundo en 2012. “El consumo de alcohol es uno de los factores de riesgo conocidos más importantes para el cáncer humano y, potencialmente, uno de los factores más evitables, pero está aumentando en todo el mundo”, escribió Connor. También anotó que los riesgos, particularmente de cáncer de boca y garganta, aumentan aún más para las personas que también fuman.

Los científicos no están seguros de cómo el alcohol causa un cáncer, pero se ha descubierto que el acetaldehído, un compuesto que se forma cuando el alcohol se descompone en el cuerpo, daña el ADN de las células de la boca, la garganta, el esófago y el hígado. Dejar de consumir alcohol, sin embargo, parece reducir el riesgo de cáncer de laringe, garganta e hígado, y el riesgo continúa disminuyendo cuanto más tiempo se abstiene, según el análisis de Connor. Este hallazgo contradice estudios previos que mostraban que el consumo de alcohol, como beber vino tinto a diario, podría ofrecer protección contra el cáncer. De hecho, el estudio de Connor declaró: “La promoción de los beneficios para la salud de beber en niveles moderados se considera cada vez más falsa o irrelevante en comparación con el aumento del riesgo de una variedad de cánceres”.

Factores de riesgo

Exceso de alcohol y "smartphones" no combinan bien.
Exceso de alcohol y "smartphones" no combinan bien. FOTO: La Razón (Custom Credit) Cortesía de Ketut Subiyanto / Pexels.

Sin embargo, Bernstein se mantuvo escéptica sobre algunas de las conclusiones del estudio y señaló en particular “la dificultad de separar los efectos del tabaquismo, que a menudo son un factor más potente del riesgo de cáncer (al menos para los cánceres orales y el único subtipo de cáncer de esófago que se ve afectado por el alcohol: cáncer de esófago de células escamosas). Para los cánceres orales, es difícil determinar si el alcohol tiene un efecto independiente. Creo que el autor no dijo lo suficiente sobre la combinación de otros factores de riesgo para cada uno de los siete tipos de cáncer”, dijo Bernstein. Si bien admitió que “existe evidencia sustancial de que la ingesta de alcohol está asociada con el riesgo de los siete tipos de cáncer, los estudios epidemiológicos no pueden proporcionar evidencia suficiente de causalidad”. Por ejemplo, anotó Bernstein, “el alcohol no es el principal determinante de los cánceres orales o del cáncer de células escamosas del esófago. Lo más importante para esos tipos de cáncer es no fumar. Para el cáncer de hígado, la hepatitis es un factor de riesgo importante. Muchos factores contribuyen al cáncer de mama y al cáncer colorrectal. El alcohol no es un factor de riesgo importante para estos tipos de cáncer; hay muchos otros factores que son más determinantes”. Para poner todo esto en perspectiva, concluyó: “Si una persona bebiera solo uno o dos tragos a la semana, su potencial para desarrollar uno de estos cánceres seguiría siendo bastante bajo, y en estos niveles no podemos estar seguros de que haya algún tipo de cáncer. Por tanto, quizás nadie deba renunciar a ese gin-tonic del sábado por la noche, aunque detenerse en uno puede marcar una diferencia real”.