Salud

¿Por qué es tan importante tirar el colirio un mes después de abrirlo?

Las condiciones higiénicas del colirio empiezan a degradarse una vez abierto, algo que conlleva sus riesgos

El suero puede servir para aliviar las molestias causadas por un derrame pero no sirve para curar
El suero puede servir para aliviar las molestias causadas por un derrame pero no sirve para curarAlix Minde©GTRESONLINE

En el mundo de la salud visual, los colirios se presentan como una opción terapéutica habitual para tratar una variedad de afecciones e infecciones. La elección de un colirio sobre otro está determinada por la condición específica del paciente, dada la diversidad de estos productos disponibles en el mercado. Todos ellos, a pesar de sus diferencias en composición, comparten una presentación común: pequeños botes de plástico, monodosis o multidosis, diseñados para dispensar gotas de manera dosificada.

Un aspecto crucial que suele pasar desapercibido es la fecha de caducidad del colirio. Esta fecha, que se encuentra en el envase, hace referencia a la vida útil del producto mientras el frasco permanezca sellado. Sin embargo, una vez abierto, esta fecha ya no aplica. Entonces, ¿cuándo sabemos cuándo deja de ser seguro su uso?

Retirado un colirio de ojos
Retirado un colirio de ojosDreamstimeDreamstime

¿Por qué un colirio abierto es peligroso?

Para determinar cuánto tiempo puede usarse el colirio una vez abierto, es necesario consultar la caja o el prospecto. En general, si esta información no está disponible, se considera que el periodo máximo de uso es de cuatro semanas. Ese es el motivo por el que los profesionales de la salud recomiendan anotar la fecha del primer uso del colirio y la fecha estimada de finalización.

Es importante obedecer a este límite temporal porque los colirios, cuando están expuestos al exterior, están expuestos a la contaminación por microorganismos. Y aunque el envase pueda parecer lo suficientemente estanco como para proteger el medicamento de los patógenos, lo cierto es que una vez abierto, pierde su esterilidad.

Así, las condiciones higiénicas del colirio empiezan a degradarse una vez abierto. Y no es un asunto baladí. Las bacterias que pueden entrar en contacto con el frasco o con el líquido pueden causar varios problemas de visión, que pueden ir desde la simple irritación, enrojecimiento o inflamación en los ojos a, en casos más graves, infecciones. Por eso, para prevenir daños mayores, es vital seguir ciertas recomendaciones:

Leer las recomendaciones del fabricante

Las recomendaciones del fabricante son el primer aspecto a considerar. Cada colirio es único, dada su composición y objetivo terapéutico. Por lo tanto, es esencial leer y comprender completamente las instrucciones proporcionadas, ya que pueden variar significativamente de un producto a otro.

Tirar cuando ha pasado tu vida útil

Como explicábamos antes, una vez que el frasco se ha abierto, su contenido está expuesto a la contaminación por microorganismos, lo que puede comprometer su seguridad y eficacia. Por lo tanto, desechar el colirio después de su tiempo de vida útil es fundamental para evitar posibles problemas de salud.

Formato monodosis

Las presentaciones monodosis son una excelente opción para mantener la higiene y seguridad, ya que cada dosis se utiliza una vez y luego se descarta. Sin embargo, si no se utilizan por completo, también deben desecharse para mantener la higiene y seguridad.

Los pacientes con diabetes que van al oftalmólogo presentan ya algún grado de pérdida de visión
Los pacientes con diabetes que van al oftalmólogo presentan ya algún grado de pérdida de visiónlarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1012e55c

No compartir el colirio

Es muy importante que cada miembro de la familia tenga su propio colirio en caso de necesidad para evitar la transmisión de posibles infecciones.

Buena higiene de manos

La higiene juega un papel importante en la utilización de los colirios. Evitar el contacto directo con el ojo y mantener una buena higiene de manos son prácticas esenciales para prevenir la propagación de infecciones.