Illa pide a las comunidades esperar “dos o tres semanas” para decidir sobre el confinamiento domiciliario

El ministro de Sanidad descarta decretarlo de forma inminente y confía en que los cierres perimetrales y el toque de queda den resutados

Asturias y las comunidades de Ceuta y Melilla lo han solicitado de forma rotunda. Y las dos Castillas y el País Vasco quieren que, al menos, el Gobierno active los resortes jurídicos necesarios para poder decretarlo si la situación epidemiológica no mejora. El confinamiento domiciliario ha sido el eje central sobre el que ha girado el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud celebrado hoy de forma telemática. A su término, el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha admitido que ciertas comunidades han expresado que “no se puede perder de vista este horizonte”, pero que, de momento, no se va a decretar.

Illa ha pedido paciencia. Confía en que las medidas puestas en marcha con el Estado de Alarma junto a las aprobadas por los gobiernos regionales, ayuden a bajar la incidencia que ya se sitúa en los 567 casos por 100.000 habitantes.Tenemos que ser estrictos en la evaluación de las medidas que se han ido implantando y dar tiempo para que den sus efectos. Ese plazo está entre las dos o tres semanas”, ha aclarado Illa esta tarde en rueda de prensa. El ministro ha vuelto a reiterar que el confinamiento domiciliario es el último recurso y que todavía hay margen de maniobra y ha advertido de que hay que valorar su resultado antes de tomar otras: “Si queremos actuar con rigor tenemos que dar un plazo, no podemos tomar una decisión el lunes si la ultima medida se ha tomado el domingo. Insisto en que están vigentes medidas muy drásticas de limitación aforo, de movilidad, de reuniones sociales.... aunque proporcionadas a cada realidad epidemiológica”. Preguntado sobre cuándo empezarían a contar esas “dos o tres semanas” para decidir sobre la posibilidad de confinamiento domiciliario, el ministro ha dicho que “desde que se empieza a implantar una medida. Por ejemplo, en Cataluña, dos semanas desde el cierre de la hostelería”

Illa no ha detallado si, en el caso de que no se reduzca la curva, se aprobaría un confinamiento domiciliario a nivel nacional o por territorios. Solo a pedido tiempo y confianza en la estrategia nacional que “se basa en tres pilares”: Uno, en establecer indicadores comunes porque “el virus no entiende de ideologías. Estamos en incidencias de 567 casos por 100.000 habitantes y nuestro objetivo es llegar a 25”. Dos, en actuaciones en base a la calificación de riesgo de cada territorio. En ese punto, Illa ha repetido la importancia de que junto a las acciones comunes decretadas con el Estado de Alarma y que funcionan en todo el territorio, los gobiernos regionales activen otras específicas como las reducciones de aforos o el cierre de hostelería. A las comunidades les ha aclarado que “todavía tienen margen de maniobra” en su ámbito competencial. Por último, el tercer pilar, es la evalución de los resultados que estás medidas han dado.

Una vigencia de al menos 7 días

Sanidad mantiene que las medidas que se adopten deben durar un mínimo de siete días, a no ser que haya “situaciones epidemiológicas como puentes” que aconsejen otra cosa. La comunidad de Madrid ha confinado perimetralmente la región solamente durante el próximo puente de la Almudena, del sábado al lunes. Illa ha explicado que casos como este se estudiarán de forma bilateral con cada gobierno autonómico y se llegará a consensos.

Nuevo grupo de trabajo sobre la fatiga pandémica

El Consejo Interterritorial ha hecho una declaración conjunta para condenar los altercados ocasionados este fin de semana contra el toque de queda. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha vuelto a condenar los graves disturbios ocasionados, en parte ,por esa fatiga pandémica de la que habla la OMS. Por eso Illa ha anunciado la puesta en marcha de un grupe de trabajo para valorar sus efectos. La Organización Mental de la Salud (OMS) ya advertía la pasada primavera en su documento "Pandemic fatigue. Reinvigorating the public to prevent Covid-19″ sobre los riesgos del cansancio mental derivado de llevar meses realizando esfuerzos y sacrificios. La OMS señalaba que el hartazgo conduce al incumplimiento de las medidas. De ahí que el Gobeirno haya hecho un llamamiento a las comunidades para que se sumen a este grupo de trabajo y adaptar este documento de la OMS a nuestra realidad.