¿Abrir los pubs para evitar botellones y reuniones en casas?

Tras las imágenes de botellones masivos en ciudades como Barcelona, Valencia o Navarra, el sector de la hostelería alega que el ocio nocturno está más controlado con bares y discotecas abiertos, ya que se tienen que cumplir las medidas de distancia y aforo

Cientos de personas celebran en la playa de la Barceloneta este fin de semana
Cientos de personas celebran en la playa de la Barceloneta este fin de semanaKike Rincón Europa Press

En el primer fin de semana tras el estado de alarma, los ciudadanos se han relajado en el cumplimiento de las medidas anti-covid. No solo han salido en estampida hacia las playas –el viernes, la DGT registró un aumento del tráfico del 40% respecto al fin de semana anterior–. Las fuerzas de seguridad también han advertido de las aglomeraciones, sobre todo de jóvenes, que aprovecharon el fin del toque de queda en muchas ciudades para hacer botellón. Lejos de ofrecer alguna solución, el ministro de Cultura, Miguel Uribe, dijo ayer que «entiende a los jóvenes y su necesidad de salir». Tan solo les instó a «hacerlo con precaución».

En Barcelona, en solo dos noches, los Mossos han desalojado a unas 16.000 personas . En la Comunidad Valenciana, la policía ha interpuesto 2.000 sanciones por incumplir las restricciones, sobre todo por no respetar el número máximo de personas en reuniones. En Pamplona los desalojos de los botellones que se celebraban de forma ilegal en la ciudad viraron en altercados con la Policía Municipal en los que cuatro agentes resultaron heridos. En León no solo se tramitaron casi una decena de denuncias por botellones, sino que se tuvo que lamentar incluso la muerte de un joven apuñalado en la zona de La Torre. En Salamanca, ciudad universitaria por excelencia, desde el jueves se interpusieron 887 denuncias, la mayoría relacionadas con comportamientos irresponsables de los jóvenes.

¿Cuál es la normativa?

Tras el fin del estado de alarma, cada comunidad ha aprobado su propio plan de desescalada. En algunos casos, los tribunales han sido los encargados de aprobar o desestimar ciertas medidas. Solo la Comunidad Valenciana y Baleares han mantenido el toque de queda. Allí la hostelería se cierra a las 23:30 horas y a las 22:30 respectivamente. En el resto de España no hay limitación para la movilidad nocturna y los horarios de apertura de bares y restaurantes varían desde las 22 horas hasta la dos de la madrugada.

La Declaración de Actuaciones Coordinadas (DAC) del 14 de agosto prohibe la apertura de las discotecas. Tan solo se permite la abrir terrazas y hasta la una de la mañana. En ese sentido, la Ministra de Sanidad, Carolina Darias, advirtió a las comunidades que la DAC del 14 de agosto sigue vigente y es de obligado cumplimiento. Y abroncó a las que, como Andalucía, actualmente mantienen la apertura hasta las dos de la mañana. «Es una paradoja que las regiones pidan a los ciudadanos que cumplan las medidas y ellas las desobedezcan», afeó.

El sector de la hostelería defiende que el ocio nocturno está más controlado con los bares y discotecas abiertas. De la otra manera, los jóvenes se aglomeran en las calles sin mascarilla o, peor aún, se reúnen en las casas con mayor probabilidad de contagio. Desde la Asociación de Hostelería de León aseguran que para evitar botellones lo mejor es alargar permitir licencias de apertura hasta las 4 de la mañana con aforos y control. En Cantabria, los hosteleros han pedido alargar el horario de apertura más allá de las 22:30 horas, uno de los más restrictivos, si bien el presidente de la, comunidad. Miguel Ángel Revilla, les ha advertido que «no se puede pasar de cero a cien».