Países Bajos confirma al menos 13 casos de Ómicron

Dinamarca, otro país con contagiados de la cepa

Boris Johnson anunciaba ayer nuevas medidas anticovid
Boris Johnson anunciaba ayer nuevas medidas anticovid FOTO: POOL REUTERS

Las autoridades sanitarias de Países Bajos han confirmado este domingo la presencia de al menos 13 casos de la nueva variante Ómicron entre los 61 pasajeros que dieron positivo el pasado viernes tras aterrizar en el aeropuerto de Ámsterdam en dos vuelos procedentes de Suráfrica. El Instituto de Salud Pública (RIVM) está analizando este fin de semana las muestras recogidas a 61 de los 624 pasajeros que llegaron el viernes de Johannesburgo y Ciudad del Cabo, aunque la investigación de las demás pruebas positivas continúa por lo que los casos de la nueva variante pueden aumentar.

Las autoridades sanitarias sometieron a pruebas de coronavirus a los pasajeros que aterrizaron el viernes en Ámsterdam en dos vuelos procedentes de Sudáfrica, cuando entró en vigor una prohibición del tráfico aéreo desde varios países del sur de África por temores a la nueva cepa.

Por su parte, las autoridades sanitarias de Dinamarca han confirmado que han detectado dos posibles casos positivos de la variante ómicron del coronavirus en viajeros provenientes de Suráfrica.

El Ministerio de Sanidad danés ha emitido un comunicado en el que reconoce que tiene una “sospecha razonable” de que estos sean los dos primeros casos de la nueva cepa del coronavirus, algo que se confirmará en los próximos días.

La variante Ómicron continúa siendo detectada en varios países europeos. En Reino Unido, al menos dos casos han sido anunciados en las últimas horas en las islas británicas, una en Essex y otra en Nottingham. Los dos casos están aparentemente conectados y corresponden a personas que han viajado recientemente al sur de África y que están actualmente en cuarentena. La situación pandémica en ese país ha empeorado de forma preocupando y ha motivado que ayer el primer ministro británico, Boris Johnson, anunciara una nueva batería de restricciones para Inglaterra como la obligatoriedad del uso de mascarilla en interiores tales como comercios y transporte público. Johnson explicó además que cualquier persona que haya mantenido contacto estrecho con cualquier positivo por la nueva variante tendrá que cumplir cuarentena de diez días, haya sido vacunado o no, ya que la Ómicron puede reducir al eficacia de las vacunas.

En Alemania, dos pasajeros que aterrizaron el pasado día 24 en el aeropuerto de Múnich, procedentes de Suráfrica, fueron confirmados, mediante PCR, como infectados con la variante Ómicron, informó ayer el Ministerio de Sanidad bávaro.

Tras conocer por la prensa las informaciones sobre la nueva variante, ambas personas pidieron que se analizara si en su caso se trataba de la misma. El ministerio llamó a todas las personas que viajaron en el mismo vuelo a ponerse en contacto de inmediato con las respectivas autoridades sanitarias. «Todas las personas que en lo últimos 14 días hayan estado en Suráfrica deberían reducir inmediatamente sus contactos, someterse a un test PCR, explicitar su historial de viaje y ponerse de inmediato en contacto con el departamento de salud», agregó la portavozdel dicho ministerio en un comunicado.

Y el Instituto Superior de Sanidad de Italia informó ayer que ha localizado un caso «atribuible» a la nueva variante y que está sometiendo la prueba a una nueva confirmación. El genoma de este paciente ha sido secuenciado en el laboratorio de Microbiología clínica, virología y diagnóstica del Hospital Sacco de Milán, con una prueba de una persona llegada de Mozambique y residente en la región de Campania.

Ayer, el primer ministro de la República Checa, Andrej Babis, precisó que se investiga el caso de una mujer que estaba en Namibia y voló de regreso a ese país a través de Suráfrica y Dubái. Y Austria detectaba esta mañana el primer caso en el Tirol. También las autoridades sanitarias de Dinamarca han confirmado que han detectado dos posibles casos positivos de la variante ómicron del coronavirus en viajeros provenientes de Suráfrica.

El Ministerio de Sanidad danés ha emitido un comunicado en el que reconoce que tiene una “sospecha razonable” de que estos sean los dos primeros casos de la nueva cepa del coronavirus, algo que se confirmará en los próximos días.

En vista de los últimos datos, el Ministerio de Sanidad español ha endurecido los controles en las entradas para los viajeros de varios países africanos, que deberán presentar una prueba negativa aun estando vacunados, y a los de Reino Unido, que ya solo podrán ingresar con el certificado de vacunación. Se limita los requisitos para poder entrar a personas de Reino Unido, Irlanda del Norte, Namibia, Botsuana, Suazilandia, Lesoto, Mozambique, Suráfrica y Zimbabue. Las que vengan de los países en riesgo alto deberán aportar desde ayer una prueba diagnóstica de Sars-CoV-2 negativa.

El estado de Nueva York, en Estados Unidos, ha declarado el estado de emergencia como medida excepcional ante la aparición de la variante Ómicron. La gobernadora del estado, la demócrata Kathy Hochul, ha sido una de las primeras funcionarias del país en tomar una decisión al respecto de la nueva variante del virus, tal y como apunta el diario “The Hill”. Por su parte, el principal responsable de la lucha contra el coronavirus en el país, Anthony Faucci, reconocía ayer que no le “sorprendería” que la variante estuviera ya en suelo estadounidense. “No me sorprendería que estuviera. No lo hemos detectado aún, pero cuando hay un virus con este nivel de transmisibilidad y ya hay casos por viajes en Israel, Bélgica y otros países... cuando hay un virus así, es casi imposible que no se extienda por todas partes”, ha afirmado Fauci en declaraciones a la cadena NBC.

El propio presidente estadounidense, Joe Biden, tildó esta decisión como una “medida de precaución” ante el rápido avance de esta variante, e invitó a los ciudadanos del país a que se vacunasen. “Necesitamos que más estadounidenses de todos los grupos de edad reciban esta protección que salva vidas”, señaló.