Estos son los ocho sistemas de seguridad obligatorios de la DGT para 2022

Las nuevas medidas afectarán a todos los vehículos nuevos de cara al futuro

Indicador del cinturón de seguridad
Indicador del cinturón de seguridad FOTO: La Razón

Reducir el riesgo en las carreteras y mejorar la seguridad vial es un máximo para las autoridades. La Dirección General de Tráfico (DGT) es la encargada en España de dictaminar los nuevos reglamentos como la Ley de Tráfico que rigen en nuestro país y que regulan todas las situaciones relacionadas con la conducción.

Este objetivo de mejorar la seguridad vial y con ella la vida de los conductores en las carreteras españolas conlleva un avance prácticamente a diario de las medidas. La dirección, por ejemplo, avanza en nuevos sistemas de seguridad como radares inteligentes o drones para controlar el tráfico.

A nivel comunitario la Unión Europea también trabaja en este campo en un estadio superior. Si bien es la DGT la que se encarga de implementar y controlar en España, las instituciones europeas también velan por la seguridad en muchos ámbitos como el vial.

En este sentido la UE ha elaborado un nuevo plan para reducir el máximo posible las víctimas en las carreteras en 15 años. Este tipo de previsiones se suelen dar a muchos años vista debido a su gran complejidad de implementación donde todos los países deben tomar la decisión de adquirir.

Por este motivo, la Unión Europea ha planificado ocho nuevos sistemas de seguridad que todos los vehículos nuevos deberán implementar a partir del próximo año. Desde 2022 estos deberán formar parte de los coches si quieren ser homologados.

Según la UE estos ayudarán a evitar más de 25.000 muertes y 140 mil heridos graves en las carreteras los próximos 15 años. Así, se espera avanzar un poco más hacia la soñada cifra de cero fallecidos en las vías.

Los ocho sistemas obligatorios en 2022

  • Caja negra: se trata de uno de los elementos más sorprendentes en los nuevos vehículos. Este sistema tan famoso por los accidentes aéreos guardara la información de velocidad cinco segundos antes de un accidente, revoluciones del motor, ángulo del giro del volante, activación de airbags y otros elementos que permitan aclarar posibles causas en colisiones.
  • Alerta de cambio de carril: aunque ciertos vehículos ya cuentan con este sistema que avisa en caso de cambiar de carril sin intermitente, a partir de 2022 será obligatorio para todos los vehículos de nueva fabricación.
  • Control de tráfico cruzado en marcha atrás: con el uso de la cámara trasera este nuevo sistema ayuda a los conductores a detectar posibles peatones o vehículos que pasen por detrás.
  • Limitador de velocidad y reconocimiento de señales: gracias a la posibilidad de saber las velocidades máximas de la carretera, este sistema frena de forma automática el vehículo. Así, no se sobrepasan los limites y se consigue evitar accidentes a velocidades excesivas.
  • Detector de somnolencia y distracciones: otro de los sistemas inteligentes que ayudan a evitar percances en la carretera. A través de distintos sensores en el coche, este puede saber como nos encontramos y avisar de posibles problemas. Además, alguno es capaz incluso de saber si estamos mirando el móvil.
  • Asistente de frenada de emergencia: mediante el aviso al conductor de un obstáculo o posible percance este sistema ayuda a frenar y evitar un accidente. Además, enciende las luces de aviso de forma automática para avisar al resto de conductores.
  • Avisos de cinturón traseros: habitual en los delanteros, esta nueva tecnología pretende hacer que todos los miembros que se encuentren en un vehículo lleven el sistema de seguridad. Mediante sonidos acústicos se avisa al conductor de quien no lleva puesto el cinturón de seguridad.
  • Bloqueo del vehículo con alcoholímetro: este nuevo sistema podrá saber si un conductor ha bebido y evitar que coja el coche. Con un dispositivo parecido al utilizado por la policía si el vehículo detecta presencia de alcohol no dejará poner en marcha y evitar así la conducción que podría poner en riesgo la vida del conductor o del resto.