Las malas relaciones no impiden que los marroquíes prefieran los dátiles argelinos

Las autoridades sanitarias desmienten la campaña contra este producto en el sentido de que son cancerígenos

Imagen de archivo de dátiles argelinos (Internet)
Imagen de archivo de dátiles argelinos (Internet) FOTO: jmz ada

La hostilidad entre dos países no impide que los productos de buena calidad se sitúen al margen del conflicto. A pesar de los rumores que circulan sobre la peligrosidad de los dátiles argelinos importados al mercado marroquí, el entusiasmo de los consumidores por esta variedad permanece intacto. Los comerciantes reunidos en el mercado de dátiles de Casablanca aseguran que los servicios sanitarios controlan periódicamente la calidad de este producto, informa Le360.

Al comienzo del mes del Ramadán, los puestos del mercado se llenan de dátiles de distintas procedencias. Hamid Chérif, vicepresidente de la Federación Nacional de Productores de Dátiles, asegura que la oferta de este producto es abundante este año, superando con creces la oferta. “Los puestos del mercado están llenos de dátiles de Marruecos, pero también de varios países vecinos como Túnez, Argelia y Egipto”, dice.

En cuanto a los últimos rumores sobre la peligrosidad de los dátiles de origen argelino importados por Marruecos, Chérif afirma que estas acusaciones son infundadas. Todas las importaciones de productos alimenticios, ya sean dátiles argelinos u otros, están sujetas a un riguroso control por parte de los servicios de la Oficina Nacional de Seguridad Alimentaria (ONSSA). Este interlocutor también explica que los consumidores marroquíes, que tienen la costumbre desde hace varios años de comprar esta variedad de dátiles durante este mes, no tienen por qué preocuparse ni pensar que son cancerígenos.

Por su parte, Abdelkhalk, un comerciante conocido en un mercado de Casablanca, asegura que la locura por los dátiles argelinos se mantiene este año.  producto. La campaña de boicot anunciada en las redes sociales no tuvo impacto en las ventas de este producto y señaló que las autoridades aseguran el control de calidad de todas las variedades de dátiles disponibles en el mercado marroquí.

Sin embargo, la situación del mercado es muy diferente a la de años anteriores. Debido a la pandemia de Covid-19, los clientes son cada vez más escasos. “Es difícil vender nuestros productos”, dijo un comerciante.