La Sauna Paraíso, un local rodeado por la polémica

Durante la pandemia agentes de la Policía Municipal irrumpieron en el local por denuncias de ciudadanos centradas en el incumplimiento del aforo y clientes sin mascarilla

No es la primera vez que la Sauna Paraíso, uno de los locales de ambiente gay más conocidos de Madrid, ha estado en el punto de mira de las autoridades.

Este local se anuncia en Facebook como “la sauna por excelencia de la gente joven en Madrid”, y garantiza “máxima seguridad, limpieza e higiene” a sus clientes. La sala dispone de piscina y, según una página web especializada en locales de ambiente homosexual, dispone de “cuartos oscuros” para los encuentros sexuales de los clientes.

Hasta su cierre hoy por la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid por ser el presunto foco de los contagios de la viruela del mono en la región, abría las 24 horas el fin de semana. El local ha aparecido en varias ocasiones en los medios de comunicación por problemas con las autoridades, centrados sobre todo durante la pandemia.

Así, el 13 de septiembre de 2020 tuvo lugar una operación policial tras la llamada de ciudadanos que denunciaron la presencia de personas sin mascarilla, cuando ésta era obligatoria. En la intervención cerca de 100 personas fueron desalojadas, hubo ocho detenidos por posesión de droga y los ciudadanos alertaron de que se incumplían los límites del aforo y las medidas sanitarias para el control de la Covid-19. La Sauna publicó un comunicado en el que informaba de una inspección en el local, que consideraba “habituales” en la mayoría de establecimientos, y más aún debido a la Covid-19.

Pero este hecho no fue aislado, ya que el 1 de enero de 2021 volvió a repetirse una situación parecida. La Policía Municipal acudió a la Sala Paraíso para desalojar una fiesta en la que se incumplía el aforo máximo permitido y no se respetaba la distancia de seguridad. Cuando acudieron los agentes se encontraron a un gran número de personas en el interior del local, muchas de ellas sin mascarilla, fumando y sin guardar el espacio de seguridad. Además, el local había habilitado una barra para dispensar bebidas alcohólicas pese a no disponer de licencia.