La Sanidad afronta el verano con déficit de personal, saturación de urgencias y el cierre previsto de miles de camas

El sindicato CSIF advierte de que este escenario se verá “agravado” por el reajuste de recursos como consecuencia de las vacaciones

Dos sanitarios atienden a un paciente en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) dedicada a enfermos de coronavirus del Hospital Universitario Ramón y Cajal, en Madrid.
Dos sanitarios atienden a un paciente en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) dedicada a enfermos de coronavirus del Hospital Universitario Ramón y Cajal, en Madrid. FOTO: Eduardo Parra Europa Press

La sanidad española afronta los meses de verano con “déficit de personal, incremento diario de la presión hospitalaria y saturación de los servicios de urgencias” como consecuencia de la séptima ola de covid.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, advierte además, del “cierre de miles de camas en toda España” y afirma que este escenario se verá “agravado” por el reajuste de recursos como consecuencia de las vacaciones.

“El déficit estructural de personal provocará cierres de plantas y consultorios, problemas para la planificación de vacaciones del personal y el incremento de los tiempos de espera para los pacientes”, explican desde la organización sindical.

Por ejemplo, en Castilla-La Mancha, las urgencias del Hospital Universitario de Toledo “se encuentran ya colapsadas con decenas de pacientes a la espera de ingreso”. Además, señala que se ha suspendido parte de la actividad quirúrgica programada por falta de camas. También indica que en Castilla y León, “donde la presión en las urgencias ha aumentado un 20% de media, ya se están suspendiendo permisos al personal”.

En la Comunidad Valenciana o Andalucía, CSIF ha informado de que las carencias de profesionales “complicarán” la atención en un año con previsión de repunte turístico y un incremento de usuarios potenciales, “sobre todo en zonas del litoral, que no podrán abarcarse por falta de medios”.

En el caso de Asturias “ya se está realizando movilidad forzosa de profesionales para cubrir necesidades y en zonas de mayor incidencia turística”, advierte el sindicato.

“Además, se da la circunstancia de que las bolsas de trabajo están agotadas en muchos ámbitos”, ha añadido. En Cataluña, el Hospital de Bellvitge ya ha cerrado nueve unidades y el Hospital Vall d´Hebron cierra seis unidades de hospitalización y disminuye su actividad quirúrgica.

La situación también es “muy complicada” en Aragón. “En Zaragoza capital, las urgencias atendidas se han elevado hasta en un 20,41 por ciento sobre el primer cuatrimestre del año pasado, situación que se agrava ante el aumento de casos de covid y los contagios dentro del propio personal sanitario”, asegura CSIF. Además, en esta comunidad autónoma la falta de médicos ha provocado el cierre de los consultorios de Seira, Chía, Sesué, Villanova, Eriste, Sahún, Cerler, Aneto, Montanuy y Noales, así como los Puntos de Atención Continuada de Canfranc y Escarilla.