El alimento perfecto para el desayuno que reduce el colesterol

Algunos cambios en el estilo de vida han repercutido negativamente en la salud de las personas

Avena
Avena FOTO: Unsplash (nombre del dueño)

La alimentación saludable es un concepto que ha tomado especial relevancia en los últimos años. Comer de forma variada y equilibrada se ha vuelto, además, imprescindible para una parte de la población que busca un correcto funcionamiento del organismo.

Además, vigilar qué comemos también nos permite evitar muchas de las patologías con mayor incidencia en la actualidad. Por ejemplo, el colesterol se ha vuelto todo un problema para las sociedades. Ha sido declarado, incluso, un problema mal controlado por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Pero la alimentación no es el único aspecto relacionado con la salud que debemos vigilar. El ejercicio físico de forma asidua y un correcto descanso son también claves para el correcto funcionamiento del organismo. Por ello, los expertos recomiendan que los tres hábitos se combinen de forma eficiente para poder tener un estilo de vida saludable.

Pero los cambios sociológicos y productivos acontecidos en las últimas décadas han provocado la aparición de ciertos problemas de salud. Por ello, muchos expertos recomiendan tomar cartas en el asunto y retomar ciertos hábitos que ayuden o protejan al organismo.

La avena, un alimento perfecto contra el colesterol

Uno de los problemas de salud más habituales en España y el resto del mundo en los últimos años ha sido el colesterol. Distintos cambios en las vidas de las personas como el avance del sedentarismo y la mala alimentación han provocado que esta patología avance sin igual y cada vez sean más pacientes los que sufren sus efectos.

Esta sustancia que se encuentra en las membranas celulares, las lipoproteínas, las hormonas esteroideas y los ácidos biliares provoca una acumulación que puede resultar muy peligrosa para el organismo. Además, puede influir en la aparición de enfermedades cardiovasculares y grasa en las arterias provocando graves problemas de salud que pueden incluso llegar a ser mortales.

Aunque en la mayoría de casos los niveles pueden reducirse con cambios en los hábitos de vida en ocasiones son necesarios medicamentos que ayuden al cuerpo. Los investigadores, además, tratan de innovar acerca de nuevos métodos que permitan mejorar la calidad de vida de aquellos que lo padecen.

Las personas que lo sufren deben tomar cartas en el asunto, especialmente en la alimentación. Por ello, gracias a una reciente investigación se han podido obtener datos muy interesantes acerca de un alimento que en los últimos años ha ganado gran popularidad, la avena.

La avena es uno de los cereales predilectos en ciertos países. Además, en España su uso se ha extendido exponencialmente en los últimos años. Gracias a que es rica en minerales y vitaminas como la B y la E la avena se ha vuelto imprescindible para muchas personas, especialmente deportistas. Sin embargo, con los últimos datos aportados el alimento debería estar presente en la mayoría de hogares.

Una de sus principales propiedades es la saciedad que esta provoca. Así, es un gran aliado en las dietas de adelgazamiento que la incluyen en los desayunos para evitar posibles ataques de hambre durante el día. Además, cuenta con una cantidad interesante de antioxidantes que evitan el deterioro del organismo.

Así las cosas, la avena contiene fibra soluble, que reduce el colesterol conocido como “malo” popularmente. Este tipo, además, se encuentra en alimentos como los frijoles, coles de Bruselas, manzanas y peras.

Gracias a su proporción de este tipo de fibra el cereal es una muy buena opción para los desayunos. Incluso, si se le añade algo fruta, como un plátano o bayas, se puede obtener más fibra de estas características que repercuta en nuestros niveles de colesterol.

No obstante, este no es el único beneficio de la avena en el organismo. También ayuda en gran medida a disminuir la presión arterial gracias a sus niveles de avenantramidas que son antioxidantes que estimulan la producción de óxido nítrico. Así, los vasos sanguíneos se relajan mejorando la presión arterial.

Por último, cabe destacar que la avena reduce las probabilidades de la aparición de diabetes y mejora las digestiones combatiendo al mismo tiempo el estreñimiento. Por ello, puede también ser una gran idea tomarla en el desayuno.