Sucesos

Sucesos

La anfitriona de la muerte: invita a comer a sus suegros y mueren intoxicados por hongos venenosos

Erin Patterson fue la única que no presentó síntomas de envenenamiento después del trágico almuerzo

Cesta para recoger setas y níscalos
Cesta para recoger setas y níscalosIcalLa Razón

La Policía australiana ha informado este jueves del arresto de una mujer de 49 años por la muerte de tres personas con setas venenosas. Las víctimas participaron en una comida de la cual hacía de anfitriona el pasado 29 de julio en la localidad rural de Leongatha, a 135 kilómetros al sureste de Melbourne.

Según ha informado el cuerpo policial en un comunicado, la mujer -Erin Patterson- fue detenida en la mañana del jueves para ser interrogada, sin que se haya formulado hasta el momento ningún cargo en su contra. Además, los agentes han registrado la vivienda de la mujer con perros especializados en detectar aparatos electrónicos como parte de las investigaciones en torno a este caso que ha recibido una fuerte cobertura mediática internacional, informa Efe.

Así fue la comida mortal en Australia

Erin Patterson sirvió un plato elaborado con carne y hongos a los comensales: sus exsuegros Gail y Don Patterson, así como a Heather y el pastor Ian Wilkinson, hermana y cuñado de Gail, respectivamente.

Los cuatro se sintieron gravemente enfermos y al día siguiente fueron ingresados en un hospital, donde tres de ellos murieron entre el 4 y el 5 de agosto pasado. Gail y Don Patterson tenían 70 años, mientras que Heather Wilkinson, 66. Por su parte, el pastor Wilkinson, de 69 años, fue dado de alta el pasado 23 de septiembre.

Erin Patterson, quien también fue hospitalizada tras la comida, explicó a la Policía que compró los hongos frescos y deshidratados que utilizó en la elaboración del supuesto plato tóxico en un supermercado y una tienda asiática, respectivamente.

La oronja mortal, cuyas toxinas afectan los riñones y el hígado, es una de las setas más venenosas del mundo, responsable de la mayoría de muertes por ingesta de hongo.

En los informes policiales, se precisó que los agentes hallaron un deshidratador de alimentos en un basurero cercano que puede ser crucial para develar el misterio detrás de este curioso caso.