Actualidad

La última teoría de Stephen Hawking: El universo era finito

La última investigación de físico británico, publicada un mes y medio después de su muerte, propone una nueva teoría sobre el origen del cosmos

La última investigación de físico británico, publicada un mes y medio después de su muerte, propone una nueva teoría sobre el origen del cosmos.

Publicidad

El propio Stephen Hawking encontró matices a su teoría sobre el origen del Universo. Lo hizo en la investigación que durante veinte años desarrolló junto a su discípulo del Instituto de Física Teórica de Lovaina (Bélgica), Thomas Hertog, y en la que concluyeron que los múltiples universos existentes son similares entre ellos y existen en un número finito. Ambos científicos presentaron esta nueva teoría a la revista «Journal Of High Energy Physics» de Reino Unido apenas diez días antes de que Hawking falleciera el pasado 14 de marzo. Sin embargo, no fue hasta ayer cuando la revista difundió la rectificación que el propio Hawking elaboró en base a la teoría de cuerdas y que predice que el universo es mucho más simple de lo que explican muchas teorías actuales sobre el Big Bang. «La teoría habitual de la inflación eterna predice que, globalmente, nuestro universo es como un fractal infinito, con un mosaico de diferentes universos de bolsillo, separados por un océano que se infla», dijo el científico británico en una entrevista el otoño pasado. Las matemáticas de la teoría de las cuerdas aplicadas al estudio sobre el origen del universo han evidenciado ahora que la explicación de la inflación eterna como teoría del Big Bang es errónea y plantea que el universo se formó como un extenso holograma compuesto de diversos elementos, lo que explicaría que puedan existir otros universos muy similares al nuestro.

«El problema con la explicación habitual de la inflación eterna es que asume un universo de fondo existente que evoluciona de acuerdo con la teoría de la relatividad general de Einstein y trata los efectos cuánticos como pequeñas fluctuaciones en torno a esto. Sin embargo, la dinámica de la inflación eterna borra la separación entre la física clásica y cuántica. Como consecuencia, la teoría de Einstein se rompe en la inflación eterna», ha asegurado Hertog en una entrevista al Consejo Europeo de Investigación que ha apoyado esta investigación de la Unión Europea.

Hertog y Hawking usaron su nueva teoría para crear predicciones más certeras sobre la estructura global del universo y, de ser confirmados por trabajos futuros, sus resultados podrían tener implicaciones de largo alcance para el paradigma del multiverso. «No estamos en un solo universo único, pero nuestros hallazgos implican una reducción significativa del multiverso, a un rango mucho menor de universos posibles», adelantó Hawking.

Para que los astrónomos puedan probar su nueva teoría y la existencia de posibles universos paralelos, los científicos facilitan una serie de pautas matemáticas que tendrán que emplearse en predicciones concretas sobre las ondas gravitacionales emitidas por el universo en sus estadios iniciales. «Estamos interesados en usar esta nueva teoría no sólo para decir algo de la estructura global del universo, sino sobre nuestro universo local. La observación más prometedora pueden ser las ondas gravitacionales, no por su relación con los agujeros negros, sino porque probablemente fueron generadas en el Big Bang. La creación del tiempo y el espacio están relacionados con las ondas gravitacionales en nuestra teoría», añadió Hertog, que planea investigar sobre las relaciones de la nueva teoría en escalas más pequeñas que las que están al alcance de los telescopios espaciales.

Publicidad