Desarticulada una red que introducía droga en Canarias y Baleares desde Madrid

Agentes de la Agencia Tributaria y de la Policía Nacional han desarticulado un grupo organizado dedicado al tráfico de drogas entre la Península, Canarias y Baleares en el marco de la Operación 'Mota-Bover'. Han sido detenidos seis hombres, de entre 18 y 34 años, y una mujer de 42 años, tres de ellos con antecedentes policiales, y se han incautado cinco kilos de cocaína y cuatro vehículos de alta gama.

La investigación, informa la Policía en una nota, destapó una trama dedicada al envío interinsular de drogas usando las conexiones marítimas y ocultando las sustancias estupefacientes en una flota de coches preparados con dobles fondos practicados al efecto. Con estos coches, movían la droga desde Madrid hasta los archipiélagos canario y balear, y de ahí al resto de las islas. Los medios de ocultación eran tan efectivos, que complicaban las labores de detección de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y en ocasiones eludían los controles preventivos en puertos y carreteras.

Detenciones y registros domiciliarios

En el mes de septiembre se interceptaba un pequeño envío de 200 gramos en el puerto de Morro Jable (Fuerteventura), lo que permitió detectar el 'modus operandi' y culminar la investigación en el mes de diciembre con la incautación de 4,5 kilos de cocaína en un vehículo enviado de Madrid a Palma de Mallorca. En total se produjeron siete detenciones y se realizaron cinco registros domiciliarios, en las localidades de Palma de Mallorca, Vecindario (Gran Canaria), Las Palmas de Gran Canaria y Madrid, donde se incautaron pequeñas cantidades de cocaína, útiles relacionados con su corte y documentación. Además fueron intervenidos cinco vehículos, de los cuales tres estaban preparados para transportar droga.

Instruido el correspondiente atestado, los siete detenidos fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente, quien decretó el ingreso en prisión de todos ellos. La intervención fue llevada a cabo de manera conjunta por miembros del III Grupo de UDYCO de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Las Palmas, el Grupo 41 de la Brigada Central de Estupefacientes y la Unidad Operativa del Servicio de Vigilancia Aduanera de Palma de Mallorca.