Golpe a la mayor red internacional de pornografía infantil a través de WhatsApp

Casi 40 detenidos por distribuir pornografía infantil vía WhatsApp, 17 de ellos en España

Se trata de la primera acción internacional conjunta contra la pornografía infantil en la Unión Europea coordinada a través del Grupo de Acción Contra el Cibercrimen radicado en La Haya

«Porno extremo», «Caliente de Niños», «Pedofilia», eran algunos de los nombres de los 96 grupos de WhatsApp investigados por la Unidad de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional. Fruto de la operación «Tantalio», que comenzó el pasado mes de junio y que fue coordinada por Europol e Interpol, fueron investigados 136 usuarios de 18 países de Europa, Centroamérica y Sudamérica y se arresto a 39 personas.

La investigación comenzó tras la detección de un enlace en la red TOR (que permite que la IP de los usuarios sea anónima) donde se invitaba a participar en un grupo de chat para intercambiar pornografía infantil. Esta URL redirigía después al usuario a un repositorio en el cual se la facilitaban las instrucciones de acceso a una comunidad de pedófilos en un servicio de mensajería instantánea, fundamentalmente WhatsApp.

En estos chats eran donde intercambiaban todo tipo de archivos multimedia con contenidos relacionados con la explotación sexual infantil en las que los protagonistas eran menores de entre dos y tres meses y niños de ochos años.

En el caso concreto de España, se detuvo a 17 varones, «dos de los cuales trabajaban en servicios sociales relacionados con el deporte y menores, en Hueva y Málaga. Asimismo, entre los arrestados en España tres contaban con antecedentes por hechos similares», explicó a preguntas de este periódico Rafael Pérez, el comisario jefe de la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional.

A pesar de ello, sólo hay tres personas en España en prisión provisional y se han aplicado medidas cautelares de alejamiento respecto a los que tenían trato con menores por su trabajo. Los tres sujetos que están prisión eran usuarios muy activos que compartían imágenes especialmente degradantes. No están en prisión los que ya contaban con antecedentes», precisó tras la rueda de prensa el inspector Ángel Sánchez.

El perfil de los arrestados era varones de unos 40 años de media. La mayoría son hombres parados que viven con sus padres, salvo menos de cinco que viven con su pareja. La Policía está a la espera de que se le autorice judicialmente el visionado de los más de 360.000 archivos multimedia localizados por lo que confían en que vaya a haber nuevas detenciones. Destaca la detención de un sujeto de Lugo al que localizaron numeroso material manuscrito que contenía nombres, edades y lugares de encuentros con menores, algunos de ellos fechados hace 20 años. "Había realizado sexo con ellos a través de una contraprestación económica tal y como figura en las notas encontradas", afirmó el comisario, que añadió que aún queda por determinar si subió los encuentros a través de WhatsApp.