Europa

El operativo antidroga en el Delta del Ebro se salda con 20 detenidos

Los agentes han intervenido 2.600 kilos de hachís

La droga era transportada en lanchas neumáticas
La droga era transportada en lanchas neumáticas

Los detenidos son de nacionalidad española, marroquí, italiana, rumana, albanesa, polaca y colombiana y a todos ellos se les imputan delitos de tráfico de drogas y pertenencia organización criminal.

El operativo antidroga realizado el pasado lunes 3 por los Mossos en las costas del Delta del Ebro se ha saldado con 20 detenidos y la intervención de 2.600 kilos de hachís. El juez ha decretado el ingreso en prisión de 13 de los detenidos y libertad con cargos para los 7 restantes. Con esta operación, la más importante realizada este año en las costas tarraconenses, los Mossos dan por desmantelada una importante organización criminal internacional dedicada a la importación de droga desde Marruecos para su posterior distribución en diferentes países de Europa.

La droga intervenida tendría un valor en el mercado de 4 millones de euros en el primer escalón de la cadena de distribución, aunque, según los Mossos, esta cantidad podría llegar a los 16 millones de euros en caso de que hubiera llegado al consumidor final. Una vez que el juzgado número 4 de Tortosa, encargado de la instrucción del caso, ha hecho el levantamiento de sumario, los Mossos han hoy de los detalles más significativos del operativo.

Los detenidos son de nacionalidad española (seis de ellos son de Deltebre), marroquí, italiana, rumana, albanesa, polaca y colombiana y a todos ellos se les imputan delitos de tráfico de drogas y pertenencia organización criminal. "La mayoría tenía antecedentes por delitos contra salud pública y de otros delitos menores. Uno de ellos también tenía antecedentes por tentativa homicidio", ha informado Ramon Grasa, subjefe de la división de investigación criminal.

Se da la circunstancia, además, que algunos de estos componentes de la organización ya fueron detenidos en noviembre 2012 en la misma zona justamente por realizar la misma actividad delictiva. Fue en el marco de la operación Bocoy, en la que fueron detenidas 19 personas y fueron intervenidos 1.500 kilos de hachís procedentes de Marruecos.

"Pensábamos que habíamos desarticulado este grupo. Pero tuvimos indicios de su vuelta a la actividad", ha señalado Grasa. Los Mossos iniciaron una nueva investigación hace nueve meses centrada en la misma organización criminal que permitió determinar la ubicación de las plantaciones en el país de origen, cómo se hacía el transporte terrestre, el posterior embarque por mar, el traslado a Cataluña a través de las costas del Delta del Ebro y el destino final en varios países europeos "principalmente Francia e Italia".

La noche de 2 de octubre, agentes del Área de Investigación Criminal de las Tierras del Ebro, con el apoyo de efectivos del Área Regional de Recursos Operativos (ARRO), activaron un dispositivo formado por una cincuentena de agentes. A las 23:30 horas, los agentes detectaron la llegada de un yate con bandera estadounidense de 16,5 metros de eslora y 3 motores de 2200 CV, y desde la playa de la Balsa de la Arena, en Deltebre, salieron entonces tres embarcaciones neumáticas, mientras en la playa esperaba una furgoneta con varias personas. Fue en el momento en que comenzaron a descargar los fardos de hachís cuando los Mossos intervinieron.

En la primera fase del dispositivo fueron detenidas cinco personas y se intervinieron 85 fardos con un peso total de 2.600 kilos, además de las tres embarcaciones neumáticas y 2 vehículos. Después se realizaron once entradas y registros en domicilios del Área de Deltebre y del Camp de Tarragona (Montroig y Pratdip). La embarcación que provenía de Marruecos pudo huir, pero agentes del Servicio Marítimo de la Guardia Civil la localizaron averiada a la altura de Torredembarra, donde fueron detenidos los dos tripulantes.

En esta segunda fase del operativo fueron detenidas quince personas más. Los detenidos pasaron el día 5 de octubre a disposición del Juzgado número 4 de Tortosa y el juez ha decretado el ingreso en prisión para trece de los detenidos y libertad con cargos para los siete restantes.

Efe