El Servicio Gallego de Salud incluye la «marcha atrás» como antinconceptivo

Un folleto informativo colgado en la página web del Servizo Galego de Saúde ha generado controversia en las redes sociales

Imagen del folleto informativos del Servizo Galego de Saúde
Imagen del folleto informativos del Servizo Galego de Saúde

Un folleto informativo que permanece colgado en la página web del Servizo Galego de Saúde ha generado controversia en las redes sociales al incluir la ‘marcha atrás’ o ‘coito interrumpido’ como método anticonceptivo.

Un folleto informativo que permanece colgado en la página web del Servizo Galego de Saúde ha generado controversia en las redes sociales al incluir la ‘marcha atrás’ o ‘coito interrumpido’ como método anticonceptivo.

El catálogo, fechado en abril 2010, puede consultarse en el portal del Sergas dentro del apartado de ‘Métodos Anticonceptivos’ bajo el nombre ‘Los método anticonceptivos. Folleto general’.

En él figura el ‘coito interrumpido’ o ‘marcha atrás’ como método para evitar embarazos con una eficacia «del 73 al 96 por ciento», si bien aclara que no protege de contraer una enfermedad de transmisión sexual (ETS).

«Consiste en retirar el pene de la vagina antes de la eyaculación, que no debe producirse cerca de la vulva. La eficacia anticonceptiva depende de si se emplea correcta y sistemáticamente», reza la descripción.

Este apartado ha generado críticas al departamento de Sanidade por incluir la ‘marcha atrás’ como un sistema para evitar embarazos, ya que es considerada desde hace años por diversas autoridades de la educación sexual como una práctica de riesgo.

Las Xuventudes Socialistas de Galicia han salido al paso de la polémica y han ironizado con que el PP «debería buscar otros métodos para resolver la crisis demográfica» de Galicia «sin engañar a la ciudadanía y poner en riesgo su salud».