Estar de pie adelgaza

Un europeo pasa de media más de siete horas al día sentado. Estar erguido no sólo quema calorías, activa el metabolismo.

Permanecer seis horas al día de pie consume 54 kilocalorías
Permanecer seis horas al día de pie consume 54 kilocalorías

Un europeo pasa de media más de siete horas al día sentado. Estar erguido no sólo quema calorías, activa el metabolismo.

Dietas hipocalóricas, ricas en fibra, veganas, extragrasas, sin carbohidratos, solo con carbohidratos, con nombres de médicos de todo el mundo. Ejercicios de alta intensidad, calisténicos, crossfit, running, body jump, fitness... Hacemos de todo para adelgazar, pero quizás nunca habríamos pensado en poner en práctica el consejo que esta semana ha ofrecido el «European Journal of Preventive Cardiology»: lo mejor para perder peso es estar de pie.

Ése es el resultado de una investigación liderada por médicos de la Clínica Mayo en Rochester y parte de la idea de que, como parece obvio, permanecer de manera prolongada sentado en una misma silla es un factor de riesgo para la obesidad, la diabetes y la enfermedad cardiovascular. Factor que, por cierto, es común en las vidas de los millones de ciudadanos del mundo desarrollado que ejercemos nuestra profesión en posición de sentado.

Como media, un europeo pasa más de siete horas al día con las posaderas asentadas. Incluso los individuos físicamente más activos dedican buena parte de su jornada a estar sentados. ¿Cómo afecta eso a nuestra salud?

Los autores del trabajo han estudiado 46 estudios epidemiológicos que involucraron a 1.184 personas de 33 años de edad como media entre los que el 60% eran hombres. Su masa corporal media era 24 kilos por m2 y su peso, 65 kilos.

Después de meses de investigación, se pudo establecer un nexo entre la postura durante el trabajo y el estado físico. El dato es definitivo: estar levantado seis horas al día en lugar de sentado consume 54 kilocalorías diarias en una persona de 65 kilos de peso. ¿Esto es mucho o es poco? Si no se añade comida extra a la dieta, la técnica de levantarse reducirá dos kilos de peso en un año y 10 en cuatro años.

Y es que estar de pie no solo quema calorías, sino que activa el tono muscular. La actividad muscular extra desplaza grasas, activa el metabolismo y ayuda a mantener la salud.

Los participantes en este estudio sustituyeron la actividad habitual sentados por una postura erguida. Pero realmente no realizaron un ejercicio extra con ello. La mayoría de los humanos cuando estamos de pie solemos hacer movimientos para mantener la tensión, el equilibrio, para cambiar el reparto de presiones entre los dos pies o sencillamente para no aburrirnos. Esa energía quemada por estos ejercicios añadidos no ha sido medida en el estudio por lo que probablemente el gasto de calorías sea mayor aún.

El problema es que esta investigación no se ha detenido en observar las posibles implicaciones para la salud del hecho de permanecer de pie tantas horas seguidas.

De hecho, existen serias dudas sobre que esta técnica pudiera ser generalizada a una gran parte de la población. Si el ser humano no está «diseñado» para estar sentado todo el día, es obvio que tampoco lo está para quedarse de pie.

Pero el trabajo puede ayudar a mejorar algunos hábitos. Por ejemplo, a confirmar que los empleos sedentarios no solo son perjudiciales para la salud de la espalda, sino que engordan y provocan con más facilidad diabetes. Una buena táctica podría ser tratar de buscar momentos en nuestra jornada en los que obligatoriamente nos tengamos que levantar y permanezcamos de tal guisa un buen rato. Nuestra figura lo agradecerá.