Helena Cosano: «Quien se encuentra con Santa Teresa se transforma»

Presenta «Teresa. La mujer», una autobiografía imaginada de la Santa

¿Cómo abandonó Teresa de Cepeda y Ahumada este mundo? ¿A quién habría dedicado sus últimas reflexiones? ¿Se habría ido en paz o albergaría rencor en su corazón? Cada una de estas preguntas ha dado pie a encendidos debates en torno a una de las figuras capitales de la Iglesia Católica, cuya obra acaba de cumplir 500 años. Sin embargo, la escritora Helena Cosano afronta las respuestas con osadía y lucidez en «Teresa. La mujer» (Esfera de los libros), una autobiografía «ficcionada» de la Santa, en la que, en primera persona, repasa los capítulos más cruciales de su vida: su salud quebradiza, la fundación de la Orden de las carmelitas descalzas, sus problemas con la Inquisición, sus experiencias místicas... Liberada del miedo que pudo sentir antaño ante la amenaza de sus enemigos, Teresa de Jesús se sincera a lo largo de 250 páginas que revelan a la mujer que había detrás de la Santa, con sus virtudes pero también con sus debilidades.

«Quien se encuentra con Teresa de Jesús se transforma», afirmó la escritora en la presentación de la obra en el madrileño Teatro Muñoz Seca. «Escribir sobre ella es un desafío inmenso, supone una transformación total. Es un antes y un después», añadió. La Teresa de Cosano es una Santa rebelde, feminista y revolucionaria. «Elegí a este personaje por su voluntad de hierro. Pese a su cuerpo frágil, era poderosa. Luchó contra todos e impuso sus ideales en una época hostil», añadió.

Durante la presentación, moderada por el diplomático Inocencio Arias, Cosano estuvo arropada por la periodista Paloma Gómez Borrero; el historiador Javier Bahamonde y Santiso de Ossorio, y el psicoterapeuta Jorge Urrea Filgueira. Además, el acto contó con la actuación de la cantante Ahimsalara Ribera.

Bahamonde destacó la trayectoria de Cosano, cuyo «refinamiento literario» ha sido clave a la hora de profundizar en «mentes complejas como la de Santa Teresa, muy difícil de interpretar». «Santa Teresa ofrece una visión entre lo terreno y lo espiritual, y Helena Cosano conecta muy bien por su faceta mística. Interpreta su obra y busca su personalidad gracias a su capacidad creativa», aseguró. No en vano, las obras previas de Cosano, como «Cándida diplomática» (2011), «Almas brujas» (Premio Rubén Darío 2014) y «El viento de Viena» (2015) ya estaban imbuidas de espiritualidad. «No se trata de una crónica ni de un libro de memorias, pero participa de todo a la vez y hace que nos sintamos muy cerca de Santa Teresa a través de un lenguaje fluido», concluyó.

Psicoanalizar a la Santa

«Si tuviera una paciente como Teresa, ¿la trataría como si estuviese cuerda? Si tuviese una hija que se mortificara como ella, le permitiría seguir su camino? ¿No le dejaría llegar a Santa?», se preguntó el psicoterapeuta Jorge Urrea. «En su caso, la mortificación purifica, santifica y le permite elevarse. Fue una gran líder, muy orgullosa, con mucha fuerza, en la que destacaban conceptos como la justicia y la verdad», añadió.

«La sola idea del libro me llenó de curiosidad. Teresa tenía una personalidad arrolladora. Ahí está el caso de Concha Velasco: cuando interpretó su figura en televisión, reconoció que hubo un antes y un después. Fue una gran filósofa y escritora, presentada por Cosano con un lenguaje sencillo», afirmó por su parte Paloma Gómez Borrero. Así, «Teresa. La mujer» descodifica una de las mentes más impenetrables, enigmáticas y bellas que nos han dejado los últimos cinco siglos de Historia.