La vacuna de la varicela, sólo a los 12 años y en hospitales

Este miércoles la Comisión de Salud Pública del Ministerio de Sanidad se reúne para analizar un solo punto del día: la vacuna de la varicela. Este monográfico busca recoger las opiniones de todas las comunidades autónomas para determinar si se modifica la decisión del Ministerio de restringir la dispensación de la vacuna de la varicela, algo que ha creado bastante controversia sobre todo entre la cartera de Ana Mato y los pediatras.

Desde que en enero de este año entrara en vigor el nuevo calendario vacunal –que acordaron previamente en reunión interterritorial los mismos consejeros que ahora reclaman un cambio–, los problemas con la dispensación de la vacuna del laboratorio Sanofi Pasteur MSD se han incrementado y a la demanda del consejero de Valencia, Manuel Llombart, se suma ahora la del responsable de Sanidad de Castilla y Léon, Antonio María Sáez, que ha enviado una carta al Ministerio de Sanidad para que se vuelva a analizar la edad a la que se debe poner y se permita su venta en farmacia. Todas estas reacciones se deben, en parte, a la «peregrinación» que se ha producido desde varios puntos de España a Navarra, principalmente, pero también a Portugal y Andorra. Esta comunidad, junto a las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, es la única que contaba con unidades en las farmacias de calle para dispensar a los españoles que llegaban de otras provincias con una prescripción médica y que no habían conseguido comprar la inyección en su lugar de origen.

Fuentes de la comunidad foral aseguran a este diario que «se ha paralizado la distribución de dos lotes de vacunas que ya tenían que estar en circulación porque es previsible que en la reunión decidan restringir su uso a las farmacias hospitalarias» para que sólo se aplique a adolescentes de 12 años. De esta manera se controla en mayor medida el uso del Varivax, nombre con el que se comercializa el producto.

Paralización de lotes

«Nosotros aún no hemos notado la paralización de los lotes, pero es cierto que en los últimos años nos hemos convertido en el dispensador oficial de la vacuna a otras comunidades porque a los niños navarros les vacunan a una edad temprana», afirma a este periódico Marta Galipienso, tesorera del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Navarra.

La decisión de la comunidad foral de no poner la vacuna como marca el calendario unificado es una de las quejas que sostiene Ildefonso Hernández, presidente de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria: «Se tienen que cumplir las normas establecidas oficialmente porque el riesgo contra la salud pública es mayor si en un país se vacuna de forma desordenada. Tanto los padres como los pediatras deben tener en cuenta que no es una cuestión individual y que sus efectos repercuten en toda la población».

En lo que se refiere a la decisión de muchos padres que deciden ponerle la vacuna a sus hijos años antes de lo que indica Sanidad, Hernández insiste en que «la ficha técnica de la vacuna deja claro que sólo se debe administrar conforme a los criterios que marca la Administración».

«Lealtad» a la salud pública

La edad en la que se inyecta la vacuna –el calendario ahora la fija a los 12 años– y la forma de dispensación van a ser los principales temas de la reunión, como afirman desde el Ministerio de Sanidad. «Si se determina que sólo se ponga en centros sanitarios, lo que se intentará es que solamente se utilice para casos imprescindibles y se destine a grupos de riesgo», insiste Hernández. El epidemiólogo subraya que los pediatras, los principales opositores a que no se permita la vacunación antes de los 12 años, «deberían mostrar más lealtad hacia la salud pública. Además, si esta vacuna deja de financiarse a ciertas edades también es por el precio que imponen los medicamentos. Si limitas su uso a los hospitales, también consigues un mayor orden dentro de la población», indica.

Como era de esperar, los últimos datos que ha distribuido el Instituto de Salud Carlos III acerca del número de contagios por varicela demuestran que la cifra ha aumentado. Es más, con respecto al mismo periodo de 2013, los contagios han aumentado en más de 8.000, como adelantó el suplemento de este diario A TU SALUD.

«Que se produzca este incremento es normal, entra dentro de lo lógico, pero los menores que ahora pasen la enfermedad van a estar inmunizados de por vida y en un futuro no tendrán complicaciones. Es peor si no la pasan de pequeños», concluye el experto.

No obstante, padres y pediatras insisten en que es una opción individual y demandan que Sanidad los deje a ellos decidir, mientras que el laboratorio dueño de la vacuna ha demandado al Ministerio por retenerles las dosis.