MENÚ
miércoles 23 enero 2019
13:31
Actualizado

Los profesores se sublevan contra la «criba» de Celaá

Educación propone evaluaciones para evitar que se llegue a las aulas por los «avatares de la vida»

  • La ministra de Educación, Isabel Celaá, durante el foro Educar para el Siglo XXI que reunió a algunos de los grandes expertos en educación / Efe
    La ministra de Educación, Isabel Celaá, durante el foro Educar para el Siglo XXI que reunió a algunos de los grandes expertos en educación / Efe

Tiempo de lectura 4 min.

07 de noviembre de 2018. 03:54h

Comentada
Rocío Ruiz.  7/11/2018

El Ministerio de Educación lanzó ayer un foro de debate y reflexión sobre el futuro de la profesión docente y sólo encontró resistencias entre los profesores a los planes ministeriales en las redes sociales. «No entiendo cómo se organizan conferencias de educación en horario en el que los profes de verdad están dando clase. Claro, que a los catedráticos que no han entrado en su vida a un aula les viene genial ir por la mañana...»; «Anuncian que van a modificar acceso a magisterio y máster para elegir a los “mejores” en un foro sin profesores ni profesoras, solo con “expertos”»; «Lanzan el #YoSoyProfe mientras hacen una reunión en el horario en el que estamos dando clase y en la que ninguno de los que hablará de nosotros es profe», eran algunas de las quejas que podían leerse en el foro de debate que abrió el ministerio.

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá quiere tener listo en una plazo de tres meses un documento con aportaciones del profesorado para elaborar las líneas maestras de lo que será la profesión docente en el futuro, la gran asignatura pendiente de todos los gobiernos. «Queremos que los jóvenes consideren una opción atractiva dedicarse a la docencia. Hay que evitar que a las aulas lleguen personas que acaben en ellas por avatares de la vida», dijo ayer durante la inauguración del foro Educar para el siglo XXI, desafíos y propuestas sobre la profesión docente. Lo de ayer fue el pistoletazo de salida a una futura reforma de la profesión sobre la que se viene reflexionando desde hace tiempo pero ningún gobierno acaba de concretar, a pesar de que se trata de una demanda histórica del profesorado.

Precisamente, el último ministro que dejó elaborado un proyecto que regulaba la profesión fue Ángel Gabilondo, una iniciativa que abordó al final de su legislatura y que nunca vio la luz por falta de tiempo.

Ayer, una de las cuestiones que generó más polémica fue la propuesta que Celaá puso sobre la mesa de evaluar al profesorado. «No podemos dejar de establecer un sistema de evaluación riguroso y confiable que permita a todos aquellos que lo deseen recibir una información sobre su quehacer docente y que les ayude así a seguir avanzando en su práctica y mejorar también las condiciones laborales en las que ejercen», dijo la ministra.

Celaá también cree que se debería establecer algún tipo de prueba o requisito para acceder a los estudios de Magisterio y al máster para obtener una plaza de profesor de Secundaria. Además, apuntó la necesidad de que los futuros profesores deban hacer prácticas tutorizados antes de ejercer su trabajo. «Habría que ver si es conveniente establecer una fase de induccción a la práctica en la que el nuevo docente esté arropado y apoyado por expertos en esta tarea de acompañamiento, de forma que pueda consolidar sus competencias antes de asumir de forma autónoma su trabajo».

Reflexión en equipo

La ministra de Educación y FP apuntó la necesidad de trabajar en equipo en los centros escolares para desarrollar un buen trabajo y establecer lo que Celaá llama «estructuras de colaboración». Esto implica que en el horario laboral «son tan importantes los tiempos de reflexión conjunta como las horas lectivas».

Además, añadió la necesidad de promover un modelo de formación permanente para los profesionales y que se evalúe la capacidad de trabajar en equipo en proyectos comunes.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs