Actualidad

Panamá registra el portacontenedores más grande del mundo

El buque tiene capacidad de transportar hasta 23.000 contenedores y cuenta con una eslora de 400 metros, con una manga de 61,5 metros y con una velocidad máxima de hasta 25,1 nudos

El buque tiene capacidad de transportar hasta 23.000 contenedores y cuenta con una eslora de 400 metros, con una manga de 61,5 metros y con una velocidad máxima de hasta 25,1 nudos

El portacontenedores MSC GÜLSÜN, considerado el más grande del mundo y con capacidad para transportar hasta 23.000 contenedores, fue registrado recientemente en el registro de buques de Panamá, indicaron este domingo autoridades del país centroamericano

Con 400 metros de eslora (longitud) y 61,5 metros de manga (ancho), el buque tiene capacidad para transportar hasta 1.500 contenedores agrupados en filas más que los portacontenedores tradicionales y alcanza una velocidad de hasta 25,1 nudos, explicó la Autoridad Marítima de Panamá (AMP). Anteriormente era el MOL Triumph el portacontenedores más grande de todos: tenía la capacidad de desplazar hasta 20.150 contenedores y contaba con una eslora de 400 metros y con una manga de 60 metros. La velocidad máxima que puede alcanzar es de 24 nudos.

El navío, recientemente construido en el astillero coreano Samsung Heavy Industries (allí también se construyó el MOL Triumph), es propiedad de la compañía italiana MSC, que es la segunda mayor empresa de transporte de contenedores del mundo y opera una flota de más de 519 buques.

El MSC GÜLSÜN, el primero de once barcos que la firma italiana encargó al astillero coreano, hará su primer viaje este lunes partiendo desde el puerto de Xingang (China) hasta el norte de Europa, añadió la institución.

La marina mercante de Panamá, la más grande del mundo, aglutinó el 18 % de la flota mundial en 2016 y registró 8.094 embarcaciones y 226,6 millones de toneladas. A Panamá, le siguen Liberia e Islas Marshall, según datos de la AMP.

El registro, que nació en 1925 y lleva liderando el mercado desde los años 1990, reporta a las arcas públicas unos ingresos directos o indirectos de entre 125 y 150 millones de dólares al año.

Se trata de un registro abierto, lo que significa que no exige a los propietarios de los barcos tener nacionalidad ni residencia panameñas y tampoco impone ninguna restricción de edad a la nave ni de tonelaje.