Salvar la vida antes de nacer

El Hospital Clinic y el Sant Joan de Déu de Barcelona desarrollan técnicas quirúrgicas para operar a los fetos con malformaciones con el apoyo de Obra Social La Caixa

El Hospital Clinic y el Sant Joan de Déu de Barcelona desarrollan técnicas quirúrgicas para operar a los fetos con malformaciones con el apoyo de Obra Social La Caixa.

os contratiempos en el desarrollo fetal pueden condicionar sobremanera la vida futura del bebé a muchos niveles, tanto causando la muerte, como aumentando el riesgo de sufrir enfermedades letales o mermando su calidad de vida futura. Por ello, es de vital importancia tratar de actuar sobre esas circunstancias para procurar evitar estos riesgos.

Es en este contexto en el que desarrolla su labor el Servicio de Medicina Maternofetal del Hospital Clinic de Barcelona en colaboración con el Sant Joan de Déu, una labor que se concreta en dos líneas principales de actuación. Por un lado, se trabaja en el diseño de técnicas para llevar a cabo intervenciones fetales que salven la vida al futuro bebé. En este sentido, se han desarrollado técnicas que permiten, por ejemplo, operar la obstrucción del aparto respiratorio en los fetos, una malformación que, si no se interviene, provoca la muerte del niño tras su nacimiento.

Por otro lado, este equipo de trabajo desarrolla también la programación fetal, una técnica que «estudia la causa por la que algunos aspectos vinculados a la fase fetal que aparentemente no son graves –prematuridad, exposición del feto al tabaco y al alcohol...–pueden condicionar el funcionamiento del organismo para toda la vida», explica el doctor Eduard Gratacós, director de dicho servicio. «El desarrollo fetal tiene un peso muy importante en la vida adulta», destaca el médico e investigador, quien recuerda que «un niño prematuro puede tener tres o cuatro veces más riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, problemas de aprendizaje y retraso en el crecimiento». Así, en el ámbito práctico, se llevan a cabo ensayos clínicos para ver cómo se puede reducir el impacto de estos aspectos en la calidad de vida de estos pequeños pacientes. «En el caso de los bebés prematuros estudiamos qué prácticas deben evitar en su vida para que no aparezca o progrese la enfermedad y ello tiene que ver muchas veces con hábitos de vida», explica el doctor Gratacós.

En este contexto, adquiere gran relevancia la financiación de origen privado, sin la que no sería posible llevar a cabo la investigación. «Los grupos potentes de investigadores necesitamos financiación muy potente y recibimos más ayudas privadas que públicas», indica al respecto este médico. Por ello, Gratacós quiso poner de relieve el papel que juega la Obra Social La Caixa en los proyectos que lleva a cabo con su equipo. La Caixa ha financiado parte de su labor de investigación sanitaria en el marco de su campaña «Los Imprescindibles».